El carnet por puntos fue impulsado por Pere Navarro, Director de la DGTde nuevo, con la entrada del Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Este carnet por puntos recibirá una serie de modificaciones y cambios enfocados a potenciar la seguridad vial no solo en las carreteras, sino también en zonas urbanas. Es lo que ha señalado Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, añadiendo además que se revisará el límite de velocidad en carreteras secundarias.

Con este nuevo Gobierno podemos contar con que habrá cambios legislativos en lo relativo a la seguridad vial. Las cifras de fallecidos en carretera han empeorado con el anterior Gobierno de Mariano Rajoy, y es algo que tiene que atacarse de lleno, y con urgencia. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya ha confirmado que el carnet por puntos se actualizará próximamente –aunque sin comentar de qué manera-, pero también se revisarán aspectos como la velocidad máxima en carreteras secundarias.

carnet de conduciir

Confirmado: el carnet por puntos está a punto de recibir una ‘revisión’

Esta información ofrecida por Fernando Grande-Marlaska se enmarca en la comparecencia ante la comisión de Interior del Congreso. En estos comentarios ha añadido, además de lo comentado anteriormente, que hay un primer texto para el anteproyecto de la Ley de Tráfico, que está en la fase inicial de tramitación según sus indicaciones. Y en este anteproyecto se contempla un mayor foco sobre el consumo de alcohol y drogas y sobre las enfermedades limitativas.

Como no podía ser de otro modo, en el texto con el anteproyecto de la Ley de Tráfico se contempla también un marco legislativo para la conducción autónoma, y una revisión para la velocidad máxima permitida tanto en vías interurbanas como en urbanas. También hay importantes novedades contempladas en torno a los ciclistas y peatones, y los motoristas.

Por el momento no sabemos qué cambios son los que se pretenden aplicar sobre el carnet por puntos, que lleva sin cambios ni modificaciones desde que fuese implementado en España por primera vez. Su introducción consiguió reducir los accidentes mortales en nuestro país, y una modificación podría favorecer una nueva mejora en las cifras.