El nuevo Opel Mokka 2021 es un lanzamiento importante para la marca alemana. Con él se estrena un nuevo lenguaje de diseño que más adelante veremos en el Astra 2021 y se irá extendiendo al resto de la gama. Y antes que llegue a los concesionarios en marzo de 2021 y pueda hacerle una prueba completa, Opel me ha invitado a conocer el nuevo Mokka 2021 en estático. Es decir, que he podido verlo a fondo, pero todavía no lo he podido conducir.

Antes de entrar en materia, te recuerdo que hay un Mokka y un Mokka-e, y que este segundo es la versión eléctrica pura. El Mokka se va a vender en opción gasolina con motor 1.2 Turbo de 101 CV y 131 CV, también diésel con motor 1.5 Turbo de 110 CV y en opción eléctrica con 136 CV. Los gasolina son de tres cilindros y el diésel es de cuatro cilindros. Y su precio parte desde 17.950 euros.

Qué me ha parecido el Opel Mokka 2021

El diseño del Opel Mokka es, efectivamente, un importante paso hacia el frente. La marca ha conseguido mantener rasgos clave, retomar otros de modelos ya clásicos en su historia y, además, atreverse a hacer una importante evolución en lo que se refiere única y exclusivamente al diseño. Como rasgos destacables, el Vizor frontal que es un módulo oscurecido, horizontal, que une y además engloba las ópticas LED delanteras. En él está integrado también el logotipo. Este frontal es notablemente más atractivo que los diseños justo recientes de Opel, más moderno y fresco, y con personalidad.

En la zaga impera el minimalismo, de nuevo con ópticas LED muy rasgadas e igualmente con una potente personalidad. A nivel de diseño, aunque esto es algo muy subjetivo, el nuevo Opel Mokka 2021 es un coche atractivo. Y si no estás de acuerdo con esto –que me parecería perfecto-, en lo que no discutiremos es en que se trata de un modelo con una fuerte personalidad. Y lo importante, sin duda, es que esta misma personalidad se llevará al resto de modelos de Opel a lo largo de sus próximas renovaciones.

Retomando de nuevo el frontal del nuevo Opel Mokka 2021, hay algo importante en esas ópticas LED y es que son faros LED matriciales. Los llaman Intellilux LEDesto no es nuevo- y cuentan con 14 diodos para conformar un haz de luz adaptativo. No olvidemos que con el Astra actual –cuando se estrenó la generación- fueron los primeros en introducir esta tecnología en su segmento, y que Opel ha apostado fuertemente por los faros LED matriciales. Bien.

Pero en esta primera toma de contacto que he podido tener con el Opel Mokka 2021 tenía el foco puesto en su interior. Y como esperaba, me he quedado con buenas sensaciones. Es también un salto importante frente a los modelos anteriores: disponemos de cuadro digital con una pantalla de 12 pulgadas y, a su lado, en el centro, una pantalla multimedia de 10 pulgadas con Android Auto y Apple CarPlay.

Esta tecnología, que sin duda es un equipamiento francamente bueno –también hay opciones más sencillas en la gama- está integrada en un módulo específico, con los bordes en color rojo en la versión GS Line. En esta versión, que tiene esos acentos de color rojo, destaca especialmente y deja ver con más claridad que es un guiño al módulo del frontal, el Vizor del que te hablaba justo antes.

La consola central, protagonizada por esa pantalla multimedia de 10 pulgadas, es más bien sencilla en diseño. O minimalista. Al lado de la pantalla hay una salida de ventilación, bajo la pantalla hay algunos botones físicos para el sistema multimedia y debajo otra salida de ventilación. Justo debajo, un gran hueco para dejar el móvil –y recargar la batería con el sistema de carga inalámbrica-. Y en el túnel central, bastante amplio, tenemos el control del freno de mano eléctrico y los dos clásicos huecos portabebidas.

Las calidades interiores de este nuevo Opel Mokka 2021, y el equipamiento tecnológico, me han resultado buenos. Se han combinado distintos materiales y colores y se ha resuelto el interior con calidades correctas y buenos ajustes. Y como decía, el equipamiento tecnológico no solo es bueno, sino que además está muy bien planteado. Y no es algo que me haya sorprendiendo, porque en este sentido el Grupo PSA viene haciendo las cosas bastante bien durante los últimos tiempos.

El maletero según las versiones es de 310 ó 350 litros, cifras también correctas para un modelo que tan solo mide 4,15 metros de largo –es 125 mm más corto que la generación anterior, por cierto- y que es ahora 10 mm más ancho. Se han perdido 6 litros de capacidad de maletero, que afortunadamente son pocos, pero se ha priorizado el espacio para los pasajeros de las plazas traseras.

Conclusiones

El nuevo lenguaje de diseño de Opel, estrenado en este Mokka 2020, es todo un acierto. Es un coche más proporcionado, atrevido y atractivo, y francamente estoy deseando ver estos rasgos en próximos lanzamientos. Otro gran acierto son sus opciones de equipamiento a nivel de tecnología.

Es un producto con una muy buena pinta y espero poder probarlo pronto porque, como habréis visto en el vídeo en el canal de YouTube, he tenido oportunidad de verlo a fondo… pero no de probarlo. Así que próximamente subiré otro vídeo probando el coche a fondo, como siempre, y hablando en profundidad sobre sus mecánicas, chasis y comportamiento dinámico.