Prueba: Hyundai IONIQ 5, un eléctrico del que deberían aprender todos

Publicado por
Carlos González

El Hyundai IONIQ 5 ya me resultó atractivo cuando se presentó, sencillamente porque su diseño rompe con lo habitual. En los últimos años, la marca coreana está atreviéndose a hacer diseños originales, atrevidos y diferenciados no solo de sus competidores, sino incluso también de su propia gama de modelos. Así que tenía ganas de hacer una prueba del Hyundai IONIQ 5, que por fin he podido hacer, y el coche ha acabado enamorándome por completo.

Para el diseño exterior del Hyundai IONIQ 5 se ha optado por un concepto retro futurista que no pasa desapercibido. Bajo el capó en formato tipo concha se ‘esconden’ los faros, de diseño muy horizontal y con iluminación LED píxel. Gracias a esta tecnología no solo tenemos eficiencia y seguridad, con una correcta iluminación, sino también una iluminación configurable muy característica que también está presente en los pilotos, en la parte trasera. En último lugar, en este frontal, hay dos ranuras que hacen las veces de tomas de aire y pueden abrirse y cerrarse de forma automática y autónoma, de tal modo que se priorice la refrigeración o la aerodinámica.

Un nuevo concepto de ‘interior eléctrico’ en el Hyundai IONIQ 5

Gracias a que el Hyundai IONIQ 5 está construido sobre la plataforma E-GMP, la marca coreana ha podido llevar el concepto de coche eléctrico mucho más allá. Tiene nada menos que 3 metros de distancia entre ejes y además el suelo es totalmente plano, con las baterías de iones de litio justo debajo. Por eso, en el interior hay una consola central deslizable, un hueco vacío entre el conductor y el acompañante a la altura de los pies y un piso totalmente plano en las plazas traseras. No hay ningún tipo de túnel de transmisión, ni absolutamente nada que obstaculice o sea incómodo para los pasajeros de las plazas traseras.

El cuadro de instrumentos y la pantalla multimedia están encajados en un único módulo de color blanco, y en formato ultra panorámico, con un nuevo sistema operativo más agradable a la vista y más fácil de usar. Aun así, sigue habiendo mandos físicos y capacitivos para cosas como el sistema de climatización. Pero los botones son los justos y necesarios, con lo que se ha conseguido una sensación de amplitud, de limpieza y minimalismo de bue nivel.

El interior es algo singular, porque se ha optado por un color blanco predominante, en lugar del negro habitual, porque hay una gran modularidad y porque, por ejemplo, el volante no tiene el típico logotipo del fabricante. Los asientos tienen reposapiés y la segunda fila de asientos, que es reclinable y deslizable, se puede manipular con controles eléctricos desde el asiento del copiloto. En definitiva, hay una serie de nuevas soluciones que no habíamos visto antes en un modelo de Hyundai.

Buena autonomía y conducción confortable en el Hyundai IONIQ 5

En lo relativo al sistema eléctrico, el Hyundai IONIQ 5 se acerca a los 500 km de autonomía, pero lo cierto es que no llega a alcanzarlos ni según el ciclo de homologación WLTP, ni en un uso real de conducción. Es una lástima porque, aunque podemos hacer en torno a 480 kilómetros con una única recarga, lo cierto es que superar la barrera psicológica de los 500 km habría sido un acierto por parte del fabricante. Y en el KIA EV6, por cierto, sí que se llega a superar esta barrera.

En la conducción, el Hyundai IONIQ 5 es un coche confortable, que presta unas sensaciones muy depuradas. No es especialmente comunicativo de dirección y además, a pesar de ser eléctrico, no es especialmente rápido ni siquiera en aceleraciones. Es un coche indudablemente tranquilo y cómodo que gana la mayoría de sus puntos por la suspensión, que es capaz de filtrar las irregularidades de forma solvente y prestar un excelente nivel de confort. El aislamiento del exterior también hace que sea más agradable estar a los mandos de este coche y, sin duda, los asientos también hacen un excelente conjunto.

El Hyundai IONIQ 5 es un coche eléctrico del que otros deberían aprender

Con un sistema eléctrico de 800V, carga rápida de hasta 350 kW, y una autonomía eléctrica de cerca de 500 km, lo cierto es que el Hyundai IONIQ 5 ya podría ser una referencia en el sector solo por su ficha técnica. Ahora bien, la forma en que la marca coreana ha diseñado un interior amplio y agradable, ha implementado tecnologías convenientes para el conductor y sus acompañantes, y por cómo se comporta en la conducción, este coche es un excelente producto.

Y hay que tener en cuenta que el Hyundai IONIQ 5 es el primer producto de la marca sobre la plataforma E-GMP. Es decir, que próximamente seguro que veremos cómo ellos, y sus hermanos de KIA, lanzan productos todavía más depurados utilizando esta plataforma y prácticamente las mismas tecnologías. Sea como fuere, si a día de hoy tuviera que elegir un coche de sus características, y por supuesto si tiene que ser eléctrico, la elección que tomaría sería este modelo.

Publicado por
Carlos González
Etiquetas: Hyundai