No será hasta el próximo 26 de julio cuando los japoneses desvelarán todos los detalles del nuevo Mazda MX-5 2019, pero por el momento y a modo de adelanto si han mostrado las imágenes de cómo lucirá. En estas instantáneas observamos que estéticamente será casi idéntico al actual, pero es que las mayores novedades están bajo la carrocería.

Así el Mazda MX-5 2019 contará con ligeras variaciones en cuanto a la oferta de equipamiento disponible, sobre todo en tonalidades de algunos elementos, tapicería o carrocería. De igual forma, la capota de lona también vendrá seguramente con opción en otro color mientras que las llantas son de nuevo diseño.

Mazda MX-5 2019: 184 cv de diversión

Debajo del capó nos encontramos la gran novedad del Mazda MX-5 2019 y que será un motor completamente renovado. Así el bloque de 2.0 litros ha sido profundamente revisado y cuenta con multitud de piezas nuevas, lo que le permite elevar su potencia desde los 160 cv de la versión actual hasta los 184 cv y un par motor de 205 Nm. El motor pequeño de 1.5 litros también sufre ligeros retoques, lo que le permite ganar 1 cv más (132 cv frente a los 131 cv), y también algo de empuje (152 Nm contra los 150 Nm actuales).

La ganancia de potencia del bloque de dos litros se ha conseguido gracias a la introducción de nuevos pistones junto a un cigüeñal recalibrado así como una admisión y un escape más eficaz que permite que el motor suba incluso más vueltas que antes, situándose ahora la línea roja en las 7.500 vueltas. Esta potencia no va en contra del consumo de combustible y ahora es un 15% más eficiente.

A nivel de equipamiento, contará ya sea como opción o de serie con frenada automática en ciudad (SCBS), cámara de visión trasera, reconocimiento de señales (TSR) y también una nueva dirección telescópica que permitirá una mejor regulación para todos los conductores.

Tras la presentación en Japón, el Mazda MX-5 2019 será vestido de gala para el mercado europeo en el Salón del Automóvil de París de octubre.