Como ya sabrás, el nuevo Toyota Supra 2019 ha sido desarrollado junto a BMW, y tiene ciertos elementos en común con el BMW Z4 de nueva generación. Pero ¿por qué decidió Toyota aliarse con BMW? Lo más fácil sería pensar que fue para ahorrar costes en su desarrollo y producción; sin embargo, hay otro motivo que para la marca japonesa tenía todavía más peso: el motor de seis cilindros en línea.

Tetsuya Tada, jefe de ingeniería del proyecto de este nuevo Toyota Supra, ha explicado que una de las principales razones por las que la marca decidió aliarse con BMW está en que Toyota ya no fabrica un motor de seis cilindros en línea. Y esto, al menos según las indicaciones de Tada, es una de las partes esenciales de la identidad del Supra, y los clientes –y fans- de este modelo no esperan menos de él.

El Toyota Supra necesitaba un motor de seis cilindros en línea, sí o sí

En las encuestas que la marca llevó a cabo, el motor de seis cilindros en línea salió como una característica ‘no negociable’ a los ojos de los fans. Y según el propio jefe de ingeniería, este tipo de motor, con seis cilindros en línea, es el único con un equilibrio perfecto y que además proporciona unas bajas vibraciones. Así que, aunque aún no sabemos las características con que llegará, contará con un motor de este tipo, y en el BMW Z4 ofrece 387 CV de potencia máxima y entrega 500 Nm de par motor.

En el BMW Z4 2019, además, este motor permite que el roadster alemán cumpla con el 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Y hay que tener en cuenta que el modelo de BMW, y el nuevo Toyota Supra 2019, no solo comparten motor sino también la plataforma y su transmisión automática. En cualquier caso, Toyota se ha encargado de poner a punto el motor, la transmisión y el chasis de forma independiente.

Otros detalles que conocemos es que tendrá un sistema de frenos Brembo de alto rendimiento, diferencial trasero de deslizamiento limitado –electrónico- y, según filtraciones, una distribución de pesos del 50/50.