Sabemos que para 2020, Skoda estrenará su primer vehículo cien por cien eléctrico y que estará basado en el prototipo del Skoda Vision E. Pero las últimas declaraciones recogidas por los compañeros de Autocar añaden picante a la salsa pues el jefe de ventas y marketing de Skoda, Alain Favey, confirmaba que para 2020 habrá una versión con acabado RS de este modelo eléctrico. Es más que probable que sea el primero de unas más que interesantes versiones bajo la denominación Skoda eRS.

Habrá una versión vRS de nuestro futuro automóvil eléctrico. Hará mayor hincapié sobre el estilo y la experiencia, y no necesariamente sobre el rendimiento.

Y es que como el propio Favey explicaba, los clientes que eligen los acabados RS de Skoda lo hacen no por las prestaciones puras sino por una combinación entre la estética exterior e interior así como la experiencia deportiva que transmiten sus vehículos.

El vehículo basado en el Skoda Vision E utilizará la plataforma MEB del Grupo VAG. Su tamaño se situará entre el Skoda Karoq y el Skoda Kodiaq y como mínimo deberá disponer de una autonomía superior a los 480 km porque si no, no tendría sentido que llegase al mercado.

El Skoda Fabia RS también podría llegar en 2020

La noticia sobre el eléctrico deportivo de Skoda no ha sido la única noticia interesante extraída de la entrevista del jefe de ventas de la marca checa. También existe la posibilidad de que en 2020, cuando llegue la nueva generación del Skoda Fabia, este vuelva a contar con un acabado RS en su gama aunque existen muchas posibilidades de que se opte como una mecánica híbrida.

Así el Skoda Fabia RS 2020 se convertiría en una opción perfecta para aquellos que buscan un subcompacto de aspiraciones deportivas con el añadido del rendimiento que se puede extraer de una mecánica que incluya un motor eléctrico. Desde Skoda declaraban que de llegar un Skoda Fabia RS, estarían en disposición de estudiar la posibilidad de hacer las cosas diferentes.