Malas noticias para los más puristas. Y es que Tetsuya Tada, ingeniero jefe de Toyota, confirmaba en una entrevista a Infoseek que de momento no entran en los planes de la marca japonesa introducir una caja de cambios manual en el próximo Toyota Supra que casi con toda seguridad conoceremos a final de este año en el Salón de París.

Tras presentar la versión con colores de competición en el Salón de Ginebra bajo el nombre de Toyota Supra Racing Concept y, posteriormente, habernos hecho una idea de cómo lucirá el nuevo deportivo japonés, conocemos una noticia que no será del agrado de aquellos a los que nos gustan los deportivos puros, es decir, con caja de cambios manual de la vieja escuela.

Y es que como decíamos, Tetsuya Tada que es el ingeniero quien se encuentra detrás del desarrollo del Supra y también con el GT86 confirmaba en una entrevista que sólo se ha contemplado la posibilidad de que el mítico deportivo equipe una caja de cambios de doble embrague en detrimento de una manual. Para el ingeniero japonés, el alto nivel de par motor producido por el propulsor de seis cilindros y doble turbo haría que los cambios fuesen peores con una caja de cambios tradicional.

Toyota Supra 2018: 450 cv de pura historia

Este último dato aportado por Tetsuya es muy interesante porque aunque no ha hablado de datos específicos, todo apunta a que el motor de seis cilindros en línea de origen BMW verá incrementada su potencia desde los aproximadamente 330 cv que declarará el nuevo BMW Z4 hasta unos 450 cv para el Toyota Supra, gracias a la inclusión de un doble turbo así como el trabajo de puesta a punto de los ingenieros japoneses.

Una distribución del peso 50:50 es lo que se busca en el nuevo vehículo, por lo que sistemas de hibridación quedan descartados. Su punto de mira se sitúa en Porsche, del que esperan alcanzar el mismo grado de manejo y tacto sensual del motor.

Por otro lado, su primo hermano alemán el BMW Z4 sí que equipará casi con toda seguridad su deportivo biplaza con caja de cambios manual o automática, en función de las versiones. Se espera que los alemanes hagan debutar su Z4 en el verano mientras que el Toyota Supra seguramente será desvelado en otoño, en el Salón del Automóvil de París.