La marca alemana está ultimando el desarrollo del Volkswagen ID Neo, su primer coche eléctrico que llegará en 2019 bajo la plataforma MEB. Su nombre definitivo no será este, sino que se decidirá a comienzos del próximo año; su presentación llegará a finales de 2019, y su comercialización no arrancará hasta la primavera de 2020. Pero algunos medios ya lo han podido probar por primera vez, y tenemos nuevas fotografías, evidentemente con el coche camuflado.

Volkswagen cuenta ahora mismo con 100 unidades pre producción del Volkswagen ID Neo que están siendo probadas desde Alemania y hasta Sudáfrica. Y allí, en Sudáfrica, es donde la marca ha dejado que algunos medios internacionales puedan ponerse a los mandos del próximo coche eléctrico. Así, han podido tener una primera toma de contacto con el sistema de refrigeración, suspensiones, insonorización, etcétera.

El Volkswagen ID Neo será eléctrico, del tamaño del un Golf

El Volkswagen ID Neo estará basado en la plataforma MEB, específica para coches 100% eléctricos, y tendrá una longitud de 4,25 metros. Esto quiere decir que será parecido a un Volkswagen Golf, encajando en el segmento de modelos compactos, aunque con un espacio interior más amplio. Según aseguran desde la marca, el interior debería ser tan amplio como el de un Volkswagen Passat.

Y aunque la prensa internacional ya ha podido llevar a cabo una primera prueba con el Volkswagen ID Neo, la marca comenta que la configuración de dirección, suspensión y frenos no será la que se lleve finalmente a producción, aunque sí cercana a la misma. Al parecer, el peso debería rondar los 1.600 kilos, y el coche contará con suspensión adaptativa como configuración opcional.

A otro nivel de cosas, el Volkswagen ID Neo apunta a 160 CV de potencia en su configuración de acceso, con unos 330 km de autonomía; y con una opción superior de 200 CV de potencia y rondando los 450 km de autonomía. También debería haber una opción por encima con 550 km de autonomía, y una potencia que a estas alturas no conocemos.