La marca de Sant’Agata Bolognese ya tiene listo su nuevo superdeportivo, el Lamborghini Aventador SVJ, y aunque todavía no lo conocemos sin camuflaje, sus intenciones ya las ha dejado claras convirtiéndose en el coche de producción más rápido de Nürburgring, con un tiempo de 6:44.97 y que mejora en algo más de dos segundos la anterior vuelta rápida, en manos del Porsche 911 GT2 RS.

El Lamborghini Aventador SVJ está fabricado tomando como base el Lamborghini Aventador SV, y esto nos recuerda la bonita historia sobre los primeros SVJ fabricados por la marca italiana tomando como base los Lamborghini Miura y de las que originalmente se construyeron únicamente un total de cinco unidades.

Y es que tras fabricar el Miura, Bob Wallace creaba en 1970 y utilizando el chasis del deportivo italiano un automóvil que cumplía las especificaciones de carreras de la FIA y que denominó Lamborghini Miura P400 Jota. Tras utilizarlo como vehículo de pruebas, fue vendido a un particular y se estrelló un año después.

La gente deseaba tener un Miura Jota, pero no estaban dispuestos a desarrollar un coche que tenía unos costes muy elevados así que comando como base el Miura SV, fabricaron cinco unidades del Lamborguini Miura P400 SV/J con mejores motores, suspensiones y acabados.

Lamborghini Aventador SVJ: eficacia superlativa

Ahora el SVJ pasa a ser el modelo de producción que nunca fue, gracias al Lamborghini Aventador SVJ. De su motor V12 de 6.5 litros se extraen 760 cv, 20 más que el Aventador SV. La ganancia de par también es un poco mejor pero esta se encuentra, desde las 2.500 vueltas, siempre por encima del SV por lo que consigue mejores prestaciones en todo el rango de revoluciones.

Por supuesto, parte de la ganancia en curva viene de la mano del sistema de aerodinámica activa ALA (Aerodinamica Lamborghini Attiva), ya estrenada por el Lamborguini Huracán Performance, dirección en las cuatro ruedas así como de una puesta a punto específica que mejora el ya rapidísimo SV.

La aerodinámica activa permite que el reparto de pesos llegue a ser de 20:80 respecto al 43:57 del Aventador SV (delante/detrás). Para ello incorpora dos alerones activos en el frontal mientras que en la parte trasera hay una entrada de aire que reduce el arrastre y la carga aerodinámica cuando se abre. De igual forma, dos motores eléctricos trabajan individualmente en el alerón para operar en cada uno de los lados.

Marco Mapelli ha sido el piloto encargado de firmar el nuevo récord, en una sesión privada sin tráfico en pista y con especificaciones de producción a excepción de un sistema de telemetría y adquisición de datos así como neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R, ya que de serie contará con las P Zero Corsa.

No os perdáis el vídeo de la vuelta onboard.