En 2020 llegará una nueva versión del mítico vehículo creado por Carroll Shelby comando como base el Ford Mustang. Uno de los pony cars más excitantes de cuantos se pueden comprar llegará en un par de años, pero ya conocemos la primera foto y con ella podemos ver los primeros detalles. Os presentamos el Mustang Shelby GT500 2020.

Para aquellos que no conozcan la historia de Shelby y su relación con Ford, comentar que esta se remonta a 1965. Por aquel entonces Carroll hacía vehículos de carreras y Ford quería ver su Mustang enfrentándose a otros muscle car americanos, de ahí que recurriese a su experiencia. Nacía por aquel entonces el Shelby GT350 que ya en su primera carrera se alzó con la victoria. Un año después hacía la aparición el mítico Shelby GT500.

El Mustang Shelby GT500 2020 estará basado en la sexta generación del mítico coche americano, pero llevando al extremo tanto su motor como su puesta a punto y, también, el aspecto exterior. La foto, a pesar de ser una imagen aérea, ya nos deja entrever parte de su imponente presencia. Aunque no hace mucho también pudimos ver lo que parecía su frontal sin confirmar y, con ello, poco a poco nos vamos haciendo una idea.

Ford Mustang Shelby GT500 2018

Lo primero que llama la atención es la enorme toma de aire del capó cerrada por seis láminas transversales. Aunque todavía no hay una confirmación oficial, se habla que el V8 sobrealimentado que estará bajo este capo desarrollará no menos de 700 cv. Esto hará que únicamente sea superado, en su categoría, por el especialísimo Dodge Challenger Demon, un vehículo creado para carreras drag como el Ford Mustang Cobra Jet 2018 del que hablamos hace algunas semanas en Test de Coches. Tanto el Chevrolet Camaro ZL1 como el Dodge Challenger Hellcat quedan por debajo en cuanto a potencia bruta.

Otro detalle que podemos apreciar en el Mustang Shelby GT500 son el enorme alerón trasero en fibra de carbono, mismo material que también se atisba en la parte inferior del guardabarros delantero. Con ello se mejora la carga aerodinámica a alta velocidad.

¿Llegará a Europa de igual forma que ahora por fin podemos contar con el Ford Mustang? Ojalá.