El Tesla Model Y es el próximo modelo de la marca estadounidense, previsto en su hoja de ruta para cuando concluya el lanzamiento global del Tesla Model 3. De momento el Model 3 está pendiente de lanzarse en Europa y China, algo que debería ocurrir a comienzos de 2019, y seguro que a partir de entonces comenzaremos a recibir más detalles sobre el Tesla Model Y. Pero mientras, ya se ha filtrado documentación relacionada con él.

Esta documentación revela dos detalles importantes. En primer lugar, que el Tesla Model Y contará con tres filas de asientos. No obstante, desconocemos si se tratará de una de las versiones posibles, que sería lo más lógico, o si todas las versiones se lanzarán con esta configuración –esta opción, a priori, no encaja demasiado-. Y podemos ir anticipando que será para contar con siete plazas como máximo, en configuración 2-3-2, si no es con seis plazas en configuración 2-2-2.

Tres filas de asientos para el Tesla Model Y, que se fabricará en China

Y esta documentación también revela que el Tesla Model Y se producirá en dos plantas de la marca. En la Gigafactory 1 en Nevada, y en la Gigafactory 3 en China, que todavía está pendiente de su estreno porque no está concluida. El documento en cuestión, en el que se comentan estos detalles, fue entregado de forma interna a algunos de los empleados de la compañía semanas antes de que se dieran a conocer los resultados financieros más recientes de la empresa.

Desde Tesla se han pronunciado al respecto para asegurar que esta información está desactualizada, pero evidentemente no debería distar demasiado de la realidad que le espera a la marca con la producción del Tesla Model Y. De momento, parece que la firma quiere centrarse en el lanzamiento del Model 3 en China y Europa, y dejar la información sobre su SUV Model Y para más adelante.

Se ha estado comentando que el Tesla Model Y debería basarse en la plataforma del Model 3 y compartir con él una importante cantidad de elementos, aunque moviéndose al segmento SUV. En cualquier caso, habrá que esperar algo más de tiempo para recibir más información de forma oficial.