Hace casi diez años que Suzuki lanzó la última actualización de uno de sus todoterrenos de más querido y que heredaba el legado del mítico Vitara, el cual la marca japonesa decidió reconvertir en un SUV de mayores dimensiones. Ahora el nuevo Suzuki Jimny 2019 está listo para desembarcar en Europa con un planteamiento muy similar al actual: pequeño, ágil y muy campero.

Si preguntas a los nacidos en los años 70 aproximadamente, todos o casi todos montaron en alguna ocasión y cuando eran pequeños en un Land Rover. Pero los nacidos en los años 90 tuvieron la oportunidad en subirse a otro modelo mítico: el Suzuki Samurai. Este pequeño 4×4 evolucionó años más tarde en el Vitara y posteriormente en el Jimny. Y muchos de ellos todavía realizan las labores agrícolas más duras, sin rechistar, y con la misma solvencia que el primer día.

Ahora el Suzuki Jimny 2019 se actualiza y las primeras unidades ya se han empezado a comercializar en Japón aunque para Europa se espera que llegue con algunos cambios ya que en el país del Sol Naciente, el Jimny es un Kei-car y como tal debe cumplir estrictas normas en cuanto a tamaño y motorizaciones.

Suzuki Jimny 2019: el de siempre

A raíz de las fotos y los diseños, el Suzuki Jimny 2019 mantendrá el mismo carácter del actual. Es decir: un vehículo de pequeñas dimensiones, con un enfoque pensado para circular por solvencia fuera del asfalto y que resista todo aquello que le echen.

Respecto al modelo japonés, el Jimny europeo crece en anchura gracias a unos pasos de rueda de mayores dimensiones que permiten así mismo montar ruedas más anchas. Las defensas también cuentan con unas formas más musculosa al igual que la parrilla, la cual todo hace indicar que será ligeramente diferente aunque mantiene un innegable parecido con los Jeep o incluso nos podría recordar a un Hummer H2.

Otro de los cambios lo encontraremos en el motor ya que mientras en Japón están limitados por normativa para los Kei-car a una cilindrada máxima de 650 cc sobrealimentada, seguramente en Europa cuente con motores de gasolina de entre 1.0 y 1.2 litros de cilindrada.

La presentación podría ser en octubre, durante el Salón del Automóvil de París o incluso antes en función de la fecha de comercialización según mercados.