El Subaru WRX STI 2019 es uno de los pocos coches que se han mantenido fieles a su espíritu, con una historia que nace en el mundial de rallyes y que, como si de un dinosaurio se tratase, ha sobrevivido hasta nuestros días. Pero un dinosaurio que ha sabido adaptarse, evolucionar y que para 2019 seguirá utilizando la misma base antes de la llegada de un nuevo modelo en 2020.

Lógicamente y a pesar de que el año que viene se lanzará una versión en la que se le practiquen algunos pequeños cambios estéticos, los amigos de The Truth About Cars han conseguido hacerse con un documento de la NHTSA (la Administración Nacional de Seguridad de Carreteras en EEUU) en el que la potencia que figura para el Subaru WRX STI 2019 aumenta en 5 cv hasta los 310 cv sin que se vea aumentado el par máximo que sigue siendo de casi 400 Nm.

El Subaru WRX STI 2020 podría estrenar un sistema híbrido

Pero quizás la noticia más importante es que de cara a la nueva generación del deportivo japonés, que llegaría en 2020, estaría en que hay muchas posibilidades de que estrenase un tren de potencia híbrido en el que el motor térmico empujase la tracción AWD con la ayuda de un motor eléctrico situado en el eje trasero.

Ya sabemos que Subaru está trabajando en poder dotar a sus vehículos de sistemas híbridos y/o eléctricos evitando así quedarse rezagados respecto a la competencia. Para ello se encuentra en fase de nuevas plataformas específicas para este tipo de vehículos, más ligeras y que cuenten con espacio para albergar las necesarias baterías.

En el caso del Subaru WRX STI 2020, se dejaría de utilizar el actual motor de 2.5 litros bóxer para montar uno de 2.0 litros de cilindrada apoyado por un motor eléctrico. Subaru ya tiene un motor de estas características en las versiones WRX, que da una potencia de 268 cv y también con configuración bóxer aunque en este caso estaríamos hablando de uno de nuevo desarrollo con el fin de pasar sin problemas las normas anticontaminación. De momento no sabemos si seguiría usando la configuración bóxer o, por el contrario, pasaría a una arquitectura más convencional.