La octava generación del Golf, el Volkswagen Golf 2020, debería entrar en producción en aproximadamente medio año. Y su presentación, según estas estimaciones, debería tener lugar durante esta primavera, o verano a más tardar. Y ya empezamos a conocer algunos detalles interesantes sobre sus mecánicas en las diferentes versiones que se esperan de él.

Concretamente, la información que tenemos apunta a que el Volkswagen Golf GTI basado en esta nueva generación podría alcanzar nada menos que 300 CV de potencia. Se trataría por tanto de un sustancial aumento para convertirse, en realidad, en lo que es ahora mismo el Volkswagen Golf R. El Golf GTI actual, por cierto, cuenta con 245 CV de potencia.

Entonces ¿qué diferenciará al Golf GTI y el Golf R?

Sí, es probable que se dé un aumento de potencia en el Golf GTI de próxima generación. Y es posible que el salto sea tal que iguale al Golf R actual. Sin embargo, del GTI se espera que se mantenga con una configuración de tracción delantera, frente a la tracción a las cuatro ruedas del R actual y el de próxima generación. Además, con este cambio el Golf R también debería ver aumentada su potencia.

Toda esta información, como es evidente, todavía no ha sido confirmada por la marca alemana y probablemente no sabremos la verdad hasta su presentación oficial. Lo único oficial hasta el momento es un boceto que publicó Volkswagen hace ya algunas semanas.

Del que sí hay más información es del SEAT León 2019, del cual se ha filtrado una foto del portón del maletero con los pilotos unidos, y del que esperamos tener todos los detalles durante el Salón de Ginebra. Ya sabemos que el desarrollo es paralelo, así que los datos técnicos del nuevo León servirán para conocer, al menos, de forma sutil, lo que nos espera con el Volkswagen Golf 2020.