El grupo FCA anunciaba la semana pasada que ya han arrancado con los preparativos para lanzar en 2020 un nuevo Jeep Renegade PHVE, es decir, una versión dotada de una mecánica híbrida enchufable. Tras haberse renovado completamente hace unos pocos meses, el Renegade será la punta de lanza de la revolución eléctrica que llegará en los próximos años al gigante FIAT-Chrysler.

De momento no han trascendido ningún dato sobre que prestaciones o qué mecánica utilizará el futuro Jeep Renegade PHVE 2020. Únicamente se ha dicho que se fabricará en la planta italiana de Melfi (al sur de Italia), en la misma factoría en la que ya se ensamblan los actuales Renegade así como también el FIAT 500X. Curiosamente también se espera que el SUV italiano reciba una versión PHVE en 2020, con una mecánica muy similar a la del modelo americano.

Jeep Renegade PHVE 2020: el primero de muchos

El Jeep Renegade PHVE 2020 será el primer vehículo previsto dentro de la ofensiva del grupo FCA para los años venideros. El nuevo grupo propulsor híbrido supondrá un desembolso de 200 millones, pero además está previsto invertir otros 9.000 millones de euros en coches híbridos y eléctricos.

De esta forma, FCA contaría en 2022 con un total de 12 sistemas de propulsión eléctricos diferentes entre versiones eléctricas puras, híbridos e híbridos enchufables. Esto llevaría a que las diferentes marcas del grupo aglutinarían entre ellas del orden de 30 modelos con algún tipo de propulsión eléctrica, además de las versiones convencionales con motores de gasolina y/o diésel.

En el caso concreto de Jeep, se espera que en 2022 cuenta al menos con 14 modelos de este tipo, cuatro de ellos eléctricos puros y el resto híbridos. Y es que tras el Jeep Renegade PHVE 2020 el siguiente en contar con un sistema similar será uno de los pilares fundamentales de la marca americana, el Jeep Wrangler. Otras marcas como Maserati o FIAT también se unirán a esta ofensiva eléctrica.