Acaba de ser presentado el Mercedes Clase A 2018y eso significa que aún tardaremos en ver las versiones deportivas de este renovado compacto. Ahora bien, en los últimos meses hemos estado viendo fotos espíay la expectación en torno a él es alta. No sólo en torno al Mercedes AMG A45porque esta vez no estará solo, habrá también un AMG A35 marcando un nivel inferior en el catálogo, y planteándose como rival del Audi S3.

Aún no sabemos con precisión qué prestaciones ofrecerá este nuevo Mercedes AMG A45, sobre la cuarta generación del compacto alemán. Todo apunta a que superará los 400 CV de potencia, mientras que el AMG A35 se quedaría en torno a los 300 CV. Esto, de nuevo, sobre un motor 2.0 Turbo, que actualmente ofrece 380 CV sobre la tercera generación.

Dos nuevos Mercedes Clase A deportivos: el AMG A45 y el AMG A35

La clave en la renovación del Mercedes Clase A vitaminado por AMG está, como comentábamos antes, en que esta vez serán dos versiones diferentes tanto por sus prestaciones como por su equipamiento y a nivel estético. Ambos llegarán con un kit aerodinámico para darnos ese aspecto mucho más radical, pero el AMG A45 marcará la cumbre de su gama.

Se espera de ellos dos que vengan con una parrilla específica, de doble lama, y que el paragolpes delantero cuente con unas tomas de admisión más grandes. En la zaga, los cambios también deberían ser notables por un nuevo paragolpes con difusor funcional. Y sin duda, veremos cómo rebaja su altura montando una suspensión más deportiva.

Los cambios, con respecto al resto de la gama, deberían ser los habituales de una versión deportiva. Además de una puesta a punto específica, con tactos más duros y contundentes en la conducción, a nivel estético tendremos detalles como las llantas, escondiendo detrás un sistema de frenos de mayores prestaciones. El render, por cierto, es de X-Tomi Design.