El Maserati Ghibli pasa por las manos de Mansory y este es el resultado

0

El conocido preparador de coches Mansory ha querido obrar su magia en el Maserati Ghibli, y han dotado a la berlina deportiva italiana de un buen surtido de accesorios con los que el sedán va un paso más allá en lo que a diseño y prestaciones se refiere.

El Maserati Ghibli es un modelo algo especial dentro de la gama del fabricante italiano, fundamentalmente por dos razones. La primera es que era un modelo en el que Maserati tenía grandes esperanzas en lo que a volumen de ventas se refiere, es una berlina más pequeña que el Quattroporte y más asequible, lo que debería haber atraído un mayor número de compradores, pero no fue así.

El Maserati Ghibli no ha tenido el éxito esperado por la marca

El segundo motivo por el que el Maserati Ghibli ha sido importante para Maserati como marca, es porque ha sido el primer modelo de la casa italiana en ofrecerse con una mecánica diésel, una decisión con la que Maserati quería demostrar que podía seguir las tendencias y las demandas del mercado actual.

Esta berlina lleva ya en el mercado un par de años, y visto lo visto, parece desde Mansory han decido que era el momento de hacerle algunos ajustes para hacerle más atractivo. A nivel estético, vemos que el Maserati Ghibli modificado por Mansory cuenta con un nuevo paragolpes delantero con una nuevas tomas de aire, diferentes pasos de rueda, un spoiler trasero sobre la tapa del maletero y un nuevo difusor trasero. Todos estos elementos están fabricados en fibra de carbono.

Maserati Ghibli

Para contribuir a su aspecto único, Mansory ha calzado al Maserati Ghibli con unas imponentes llantas de 22 pulgadas, con unos neumáticos de alto rendimiento en medidas 255/30 para el eje delantero y 295/25 para el trasero.

Los retoques también han alcanzado al diseño interior, en el que podemos observar un nuevo volante deportivo, elementos en carbono y madera, las molduras de las puertas iluminadas, tapicería de cuero y pedales deportivos de aluminio.

Eso sí, lo más destacado es lo que no se ve, y es que Mansory ha sido capaz de afinar el motor del Maserati Ghibli, tanto en gasolina como en diésel. De esta manera, el motor 3.0 V6 alcanza una potencia máxima de 480 cv y 640 Nm de par, frente a los 410 cv y los 550 Nm que tiene de origen. Si se opta por la mecánica diésel, tras los ajustes oportunos, ofrecerá una potencia máxima de 310 cv y 680 Nm de par frente a los 275 cv y 600 Nm originales.

Quizás también te pueda interesar:

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!

Uso de cookies

Como cualquier web, TestCoches utiliza cookies, y si continuas navegando aceptas nuestra política. Puedes leer más en la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies