El Renault 4 ha vuelto a la vida, pero… ¡como eléctrico puro!

El Renault 4 tuvo éxito, sí, pero el Renault 4 Plein Air no tanto. De hecho, se desarrolló en 1964 y se mantuvo a la venta hasta 1970, y hasta entonces solo se vendieron 563 unidades. Tampoco es extraño, teniendo en cuenta que esta versión estaba enfocada al transporte de tropas del ejército francés. Ahora, la marca francesa lo ha ‘relanzado’, pero como 100% eléctrico.

Se trata únicamente una unidad conceptual; una forma, por parte de la marca francesa, de conmemorar el décimo aniversario del Festival Internacional 4L de Renault. Y no, no se llevará a producción. Además, aprovecha para su sistema eléctrico el tren motriz del Renault Twizy eléctrico. Con un único motor eléctrico de 13 kW / 17 CV de potencia y 57 Nm de par máximo.

Renault ha devuelto el 4L a la vida, pero este es 100% eléctrico

Igual que hereda el motor eléctrico del Twizy, también mantiene su batería de 6,1 kWh de capacidad. Con ello, el Renault 4 e-Plein Air, que es como lo han denominado, puede alcanzar una autonomía máxima de 100 km con una carga completa, y llegar hasta los 100 km/h de velocidad máxima. Lo mejor de todo es que se mantiene fiel al original, aunque con algunos toques modernos más allá del sistema eléctrico.

Su carrocería luce una nueva rejilla para el radiador en color blanco, y nuevas decoraciones exteriores así como insignias específicas de esta edición eléctrica. En el interior tiene el cuadro de instrumentos digital que luce también la versión eléctrica del Renault Twizy, nuevas fundas para los asientos y alfombrillas, y una cesta de picnic en la parte trasera.

Esta ‘nueva versión’ del Renault 4 tiene una distancia entre ejes todavía más corta que el original. Que, aunque fue desarrollado para el transporte de tropas del ejército francés, nunca llegó a cumplir con este cometido. En su lugar lo hicieron modelos como el Citroën Méhari, que era más económico y ofrecía unas mejores prestaciones. La lástima es que, como decíamos, Renault no va a llevarlo a producción como sí hizo Citroën con su E-Méhari