Hace años, cuando Ferdinand Piech estaba al frente del Grupo VAG, quiso hacerse con Alfa Romeo. Sin embargo y tras varias ofertas, el recientemente fallecido Sergio Marchionne rechazaba cualquier posibilidad de que la marca italiana pasase a manos del conglomerado alemán. Piech, despechado, elaboró un plan para que SEAT rivalizase directamente con Alfa Romeo aunque no se llevó a cabo. Sin embargo, este plan ha vuelto a flote de la mano del CEO de Volkswagen, Herbert Diess.

Herbet buscaría así una fórmula para diferenciar a dos marcas del grupo que, por su posicionamiento, son rivales directos. Hablamos de la propia SEAT y Skoda quien, en los últimos años, podríamos decir que casi comparten el mismo nicho de marcado.

Aunque es cierto que mientras SEAT está enfocado en clientes que buscan una imagen personal y deportiva en los segmentos B y C, es decir, subcompactos y compactos, Skoda apunta más a berlinas deportivas donde SEAT no tiene presencia tras el fiasco que supuso para la compañía española el Exeo. Pero en el segmento de los SUV, sus últimos modelos hacen que la elección entre uno u otro sea realmente complicado. La nueva marca Cupra también ayudará en esta distinción.

SEAT busca a los jóvenes que no saben qué es Alfa Romeo

Para Herbert Diess en declaraciones a Automotive News Europe, SEAT debe apuntar a aquellos jóvenes de entre 25 y 35 años a los que si les preguntas qué es Alfa Romeo no saben que decirte porque apenas conocen nada de la marca más allá de los modelos actuales. Contrasta con aquellos de mayor edad que sí vieron los tiempos de gloria de la marca italiana, al menos desde el punto de vista pasional pues financieramente Alfa Romeo siempre ha estado en decadencia.

Diess cree que SEAT plantea una imagen joven, deportiva, deseable y pasional, algo que debe permitirle rivalizar con Alfa Romeo quien con sus Guilia y Stelvio ha experimentado un agradable, desde nuestro punto de vista, renacimiento.

Curiosamente SEAT no es la única marca que mira de reojo lo que está haciendo Alfa Romeo. Hyundai declaraba, no hace mucho, que la intención es que sus próximos modelos se vean más sexys que los modelos de la marca italiana, algo en lo que siempre han destacado y lo siguen haciendo con diseños que hace que cuando te cruces con ellos por la calle, gires inevitablemente la cabeza. Además y como buena marca italiana, cuentan con una legión de fanáticos de la marca a nivel mundial, algo con lo que SEAT, de momento, no puede rivalizar y sí como mucho soñar.