Tesla es como realizar un recorrido por los Alpes, o como una espiral de sensaciones. Tan pronto tenemos una noticia que la pone en lo más alto como unos días después, otra noticia supone un duro golpe para el fabricante de Palo Alto. La última, que no es para nada buena, es el anuncio por parte de Elon Musk del despido de un 9% de la actual plantilla, es decir, algo más de 3.000 empleados.

Para la compañía, se trata de un mal necesario y responde a la reorganización económica en la que ya está inmersa desde hace algunos meses. El principal objetivo de Tesla nunca ha sido crear beneficios o, mejor dicho, el objetivo de Elon Musk. Sin embargo, el resto de accionistas que también ponen dinero no buscan una manera de dilapidar su fortuna sino de rentabilizar su inversión. Y si no, se irán con el maletín a otra parte.

La última junta de accionistas de Tesla ya dejó claro que empieza a haber una división interna, y a algunos directivos se les está acabando la paciencia. El tiempo apremia y es necesario que la balanza deje a un lado las cifras en rojo por otras en negro. La dirección es buena, pero los resultados todavía no llegan.

Los expertos hablan de que todavía pasará un año antes de que Tesla empieza a dar beneficios. Con una producción del Tesla Model 3 acercándose rápidamente a las 5.000 unidades mensuales, el acuerdo en firme para fabricar ya en China y el recorte en la plantilla son decisiones que van por buen camino aunque los haters no lo quieran ver.

SIn ir más lejos, en España el turno de noche de las fábricas de Renault en Valladolid y Palencia se suprime, lo que supone un despido de 1.400 trabajadores pero casi no ha tenido repercusión en los medios. Y no por ello es que Renault vaya a la quiebra. Tesla, tampoco.

El anuncio de los despidos, hecho público a través de twitter, se ha focalizado en aquellos puestos de trabajo duplicados o que pueden realizarse de una forma más eficiente y sin tanta intervención humana. Eso sí, muy pocos son trabajadores asignados a la línea del Tesla Model 3, la cual trabaja sin descanso a tres turnos.

Ahora estamos abajo pero seguro que las próximas noticias de Tesla les devuelve arriba. De momento, este movimiento ha hecho que en bolsa las acciones hayan subido.