Aunque existe la posibilidad real de que Fernando Alonso fiche el año que viene por Ferrari para seguir ligado al Campeonato del Mundo de Fórmula 1, lo cierto es que de no ponerse de acuerdo las partes, lo más fácil es que Alonso ponga rumbo el año que viene a la Indycar, tal y como ha señalado el jefe de McLaren, Zak Brown.

Fernando Alonso no tomará la decisión sobre futuro hasta, por lo menos, el mes de septiembre, pero los movimientos ya se van sucediendo de forma estratégica para que, en el caso de que no siga ligado a McLaren que parece que así será a todas luces, tenga un sustituto en la escudería de Woking.

Este relevo pasaría por venir de la mano de Carlos Sainz mientras que al otro lado se sentaría Lando Norris. En el caso de que el español fuese a Red Bull junto a Max Verstappen, Stoffel Vandoorne podría seguir con los monoplaza naranja.

Fernando Alonso y su futuro en la IndyCar

Parece que Zak Brown entendería la decisión de Fernando Alonso de irse de la F1, sobre todo después de sus declaraciones en las que describía el campeonato como una competición entre fabricantes y no entre pilotos como antes.

De hecho McLaren tiene planes futuros de expansión a nivel competitivo en Estados Unidos, con una presencia más potente en la IndyCar independientemente de la decisión que tome el piloto asturiano.

Fernando está muy interesado en la IndyCar. Le gusta la categoría, pero aún no ha decidido qué quiere hacer respecto a la Fórmula 1. Por nuestra parte, estamos trabajando la diversificación de McLaren con un equipo en la Indy en el que él también podría estar, aunque nuestra decisión no dependerá de la de Fernando.

Objetivo: ser campeón del mundo en los tres campeonatos

Fernando Alonso es extremadamente competitivo. Si no fuese así, no se habría embarcado este año en la disputa de la super temporada del WEC en la que de momento lidera con sus compañeros la clasificación general provisional. Ya ha ganado LeMans y tiene la espina clavada del abandono, el año pasado, de la Indy 500.

Por ello es más que probable que busque, además del título del WEC el cual le obligaría a renunciar al primer GP de la temporada que viene en Australia de seguir en la F1, el título de la IndyCar pasando a ser piloto de la competición americana. De lograrlo, sería el primero en conseguir un hito que hasta sobre el papel se antoja como una quimera.

Piensa que es una gran competición. Le encanta la Indy 500, ya que disfrutó mucho de la experiencia el año pasado. Es un corredor y, por lo tanto, le gusta competir. Creo que ganar, no solo la Triple Corona, sino las tres competiciones (Fórmula 1, IndyCar y WEC), probablemente le resulte intrigante. Él es un piloto extremadamente competitivo, y además le gusta Estados Unidos, así que estoy seguro de que es algo que está considerando.

Creo que si fuéramos más competitivos, sin duda querría quedarse con nosotros en la Fórmula 1. Ha hablado sobre sus frustraciones por estar en un Campeonato de fabricantes en lugar de en un Campeonato de pilotos. Si miras los resultados de toda su carrera, probablemente es una valoración bastante justa. Le gusta desafiarse a sí mismo, y competir la IndyCar le podría empujar a un nuevo desafío personal.