Ayer os contábamos dos de los hechos más importantes ocurridos durante el Gran Premio de China de Fórmula 1 que tuvo lugar este pasado fin de semana y donde Daniel Ricciardo se llevó la victoria. Por un lado, el toque entre los dos Toro Rosso que dio la vuelta a la carrera y, por otro lado, el también toque entre Max Verstappen y Sebastian Vettel que dejó tocado el Ferrari. Pero hubo un tercero que ha recibido las críticas del piloto alemán.

Efectivamente, estamos hablando del adelantamiento que le hizo Fernando Alonso a pocas vueltas del final y en el que Sebastian Vettel se vio obligado a irse por fuera de la pista a la salida de la larguísima curva 1 del Circuito de Shanghái y que, según declaraciones del propio piloto, fue sacado de la pista de forma intencionada por el piloto español.

«Tenía daños en el fondo plano del coche, el equilibrio desapareció. Está claro que el monoplaza no fue el mismo desde el toque con Max; tenía mucho subviraje. Fernando me sacó de la pista sin más. Fue intencionadamente. En ese momento del Gran Premio yo era muy vulnerable, así que podría haberme pasado más adelante. Creo que la manera en la que se metió en la curva fue ‘ahora o nunca’, y obviamente tuve que retroceder, o de lo contrario nos hubiéramos tocado. Personalmente, yo estaba contento si lograba terminar la carrera.»

Una maniobra que aviva las tensiones entre los dos campeones

Está claro que en condiciones normales, Fernando Alonso no habría podido adelantar con el McLaren a un Ferrari que no estuviese sufriendo problemas de estabilidad. Y está claro que el piloto español podría haber elegido otro lugar para adelantar, aunque la curva 14 era un punto complicado pues en la larga recta y a pesar de los problemas del monoplaza italiano, el McLaren no contaba con suficiente velocidad punta para poder adelantarlo.

No creo que podamos hablar de intencionalidad, pero lo que sí está claro es que Alonso dejó sin margen a Vettel durante el adelantamiento y este, para evitar la colisión, tuvo que irse fuera de la pista. En este vídeo, grabado desde la grada, se puede apreciar mucho mejor la maniobra completa desde una vista frontal.

Como se puede observar, Alonso sale tan abierto de la primera curva que casi se come el vértice de la segunda y tiene que rectificar la trazada con más volante antes de realizar el cambio de dirección. ¿Maniobra al límite? Sí. ¿Con intención de sacar a alguien de pista? No. ¿O también hubo intención por parte de Vettel de arrinconar a su compañero en la salida?