Blog de coches en español con noticias, pruebas y reportajes sobre modelos

La (no) sanción a Vettel es una vergüenza

Vettel se ha librado de la sanción de la FIA, que tenía hoy una reunión para debatir el posible castigo para el piloto de Ferrari. Finalmente, sin novedades respecto a lo impuesto en el propio Gran Premio de Azerbaiyán, donde se produjo el choque de Vettel y Hamilton, el piloto se ha quedado sin tres puntos de la Superlicencia, y con la obligación de cumplir trabajos a la comunidad. Y la FIA dice que es porque ‘se ha disculpado y ha asumido la plena responsabilidad’, básicamente. Una vergüenza.

El deporte de élite, no sólo la Fórmula 1, lo siguen millones de personas en todo el mundo. Es un escaparate cpn el que niños y adultos no sólo se divierten. Porque sobretodo los primeros, los niños, tienen a sus pilotos favoritos como referentes y ejemplos. Sí, de ellos beben actitudes y reacciones, y enfoques sobre cómo afrontar determinadas situaciones. Eso es así, y lo sabemos todos. Y la FIA ha dicho alto y claro que ‘no pasa nada’ por rebotarse en medio de una carrera y accidentar de forma voluntaria a un compañero. Un rival, sí, pero también un compañero, al fin y al cabo.

Una sanción lamentable para una acción vergonzosa

En el mismo comunicado la FIA ha explicado que el stop and go de 10 segundos que se impuso a Vettel en el Gran Premio de Azerbaiyán es la segunda sanción más severa, superada únicamente por la bandera negra que habría dejado al piloto sin opción para puntuar. Efectivamente, sí, de las sanciones aplicables en circuito, se aplicó a Sebastian Vettel la segunda más severa. Pero es que ¿qué puede hacer un piloto, peor que golpear voluntariamente a otro piloto? Probablemente, nada. O casi.

Y Sebastian Vettel ya ha tenido más comportamientos vergonzosos, como el que vimos en el Gran Premio de México en el año 2016, incremando a Charlie Whiting. Pudimos todos escuchar por radio ‘¡Esto es para Charlie: vete a la mierda, vete a la mierda!’ Y entonces tampoco hubo sanción para él, sólo un aviso. Otra forma de demostrar al público que los peores comportamientos son aceptables. Y no es así.

¿Sólo se actúa así con Sebastian Vettel?

En el año 1997 pudimos ver cómo Michael Schumacher quedó fuera del campeonato y se planteó la retirada de su Superlicencia. Finalmente el alemán sí compitió por el campeonato de 1998, pero se le impuso una sanción realmente severa, acorde a un comportamiento que no se debería aceptar en esta ni en ninguna otra competición de élite. Y en aquella ocasión lo que hizo Schumacher fue chocar voluntariamente a Jacques Villeneuve cuando iba a pasarle de forma legítima por el interior de la curva, a 21 vueltas del fibal con una diferencia de sólo un punto en el campeonato.

Así que sí, es una vergüenza lo que ha hecho la FIA. Tanto o más que el choque voluntario de Sebastian Vettel. Porque al fin y al cabo, malas acciones y pésimas reacciones, como la del piloto, pueden darse. Pero no se deben tolerar nunca, y muchísimo menos cuando hay millones de personas en todo el mundo que tienen sus ojos clavados en los pilotos.

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!