Igualdad entre los diferentes equipos. Este es uno de los objetivos que desde un principio el promotor del Campeonato de Fórmula 1, Liberty Media, se ha fijado desde que se pusiese al mando de la competición. El último en ahondar de nuevo en el tema ha sido el director deportivo de la Fórmula 1, Ross Brawn, quien ha asegurado que no es normal que un piloto del talento de Fernando Alonso lleve ya cinco años sin ganar un Gran Premio.

En las últimas cuatro temporada, tres equipos se han repartido el grueso de las victorias y los podios: Mercedes, Ferrari y Red Bull. El año pasado Lance Stroll fue el único piloto que, no perteneciendo a ninguno de estos tres equipos, fue capaz de subirse a uno de los peldaños del cajón.

Una competición en la que siempre ganan los mismos

hamilton campeon mexico bandera

Pero estos datos son todavía más alarmantes si pensamos que en las cuatro últimas temporadas, de los 237 podios posibles sólo 22 pilotos de otras escuderías pudieron hacerse con el honor de estar presentes en el cajón para la ceremonia de entrega de trofeos. Estamos hablando cifras que superan por poco el 9% y esto es algo que debería cambiar en los próximos años según Ross Brawn.

«Las diferencias deben estar dentro de ciertos límites. Si se vuelven tan grandes que un talento como Fernando Alonso no pueda ganar una carrera en cinco años porque no está en el coche correcto, entonces algo falla. La diferencia entre coches debería al menos permitirle ganar una carrera. Estamos muy lejos de eso, tres equipos coparon todos los podios menos uno el año pasado. Ese es un aspecto que no podemos permitir. Está muy claro que la diferencia entre el dinero gastado por los equipos punteros y los de media parrilla es demasiado grande.»

La falta de competitividad ha hecho que Alonso busque nuevos desafíos

Ross Brawn también tuvo palabras acerca del hecho de que Fernando Alonso haya decidido tomar parte en el Campeonato del Mundo de Resistencia. El Director Deportivo de la Fórmula 1 ve con buenos ojos su decisión aunque opina que está condicionada por la falta de competitividad del McLaren:

«Por un lado, sí, ayuda a la Fórmula 1 porque trae de vuelta los viejos tiempos. Por otro lado, tenemos que preguntarnos por qué lo hace. Es porque Alonso no lucha por el Campeonato del Mundo. Si lo hiciera, se concentraría completamente en la Fórmula 1. Así que debemos buscar un entorno en el que pueda ganar.»

Por otro lado piensa, al mismo tiempo, que la decisión ayuda tanto a Alonso como a la propia McLaren:

«En su situación actual, no hace daño. A él le gusta, le hace feliz. Eso también es bueno para McLaren. No puedes meter a los pilotos en una jaula, ya que gran parte de su personaje se perdería.»