En Canadá, Renault estrenó una nueva especificación en su propulsor que recibieron tanto los pilotos de la escudería francesa como los de Red Bull y también los de McLaren. En total la mejora supuso una ganancia de unos 15 cv que para Renault y McLaren supuso gracias al uso del aceite BP Castrol que estrenó en el Gran Premio de España, una ganancia total de 30 cv. Ahora ya trabajan en la tercera evolución.

30 cv adicionales, que no está nada mal en el caso de Renault y McLaren mientras que fueron aproximadamente 15 cv para Red Bull debido a que los austriacos cuentan con un suministrador de aceite diferente. Aun así, la escudería de Milton Keynes se encuentra un escalón por encima en cuanto a rendimiento respecto a los equipos con los que comparten motor.

Ahora y tras acabar sin problemas el Gran Premio de Canadá, Renault ha anunciado que siguen adelante con el programa previsto y por lo tanto ya están trabajando en una tercera especificación que pueda dar otro plus de potencia a los seis monoplazas. Así lo aseguraba Remi Taffin, responsable de motores de Renault:

Se está haciendo lo previsto. Los seis coches motorizados por Renault de la parrilla recibieron una evolución en la unidad de potencia en Canadá. Mostramos buena forma y una buena conducción, cuatro acabaron entre los diez primeros, incluyendo un podio y la vuelta rápida de la carrera.

No hay fecha prevista de introducción y seguramente se esperará a que termine el ciclo de vida de los motores actuales, con el fin de que el tercero sirva para las últimas siete carreras y por lo tanto no incurrir en ningún tipo de penalización.

La especificación C del motor ya se está poniendo en marcha en Viry y pronto podremos estrenarla en próximas carreras.

La duda viene del hecho de si por fin tendrán lista la nueva MGU-K o por el contrario, tendrán que seguir corriendo con una especificación desarrollada hace ya dos temporadas.