Duras declaraciones las realizadas por Christian Horner, máximo responsable de la escudería Red Bull, a una entrevista concedida a la página oficial de Fórmula 1. Tras la marcha de Daniel Ricciardo a Renault, la escudería austriaca tiene la necesidad de buscar un nuevo piloto como compañero de Max Verstappen y entre ellos cabría la posibilidad de que este fuese Fernando Alonso, pero Horner no descarta debido a que según él es un piloto conflictivo.

Tengo un enorme respeto por Fernando, es un gran piloto, un fantástico piloto. Pero creo que será muy complicado verlo… tiende a causar un poco de caos donde quiera que vaya. No estoy seguro de si sería lo más sano para el equipo que Fernando se uniera al equipo.

Entendemos que las declaraciones de Christian Horner vienen del hecho de tener en el mismo equipo a dos leones como Max Verstappen y Fernando Alonso, recordando la época pasada en la que en ese mismo equipo militaban Sebastian Vettel y Mark Webber. De hecho el piloto australiano recordaba no hace mucho en una entrevista que él y Vettel, menos envenenarse la comida, se hicieron de todo aunque actualmente guardan una buena relación, una muestra de que el tiempo es capaz de curarlo casi todo.

De igual forma habría que mirar el hecho de si Fernando Alonso querría fichar por Red Bull, habida cuenta de que el año que viene tendrá como motorista a Honda. Es posible que al asturiano, si le nombras la marca japonesa, le salga inmediatamente un sarpullido.

Carlos Sainz y Pierre Gasly, principales candidatos

Red Bull siempre ha apostado por la cantera, es decir, por aquellos pilotos criados bajo el paraguas de las categorías inferiores en las que milita Red Bull. Es por ello que tanto Carlos Sainz como Pierre Gasly, quienes tiene contrato en vigor con la marca de bebidas energéticas, se perfilan como las dos mejores opciones para estar el año que viene al lado de Verstappen. Sin embargo, el español parece que ya se mueve más por la órbita de McLaren.

Nuestra preferencia sería continuar invirtiendo en juventud en lugar de tener un piloto que obviamente está cercano al final de su carrera.

Por su parte el asesor de Red Bull, Helmut Marko quiso dejar claro que Max Verstappen ni pincha ni corta a la hora de poder vetar la llegada de un compañero a Red Bull, como sí han hecho por ejemplo Sebastian Vettel o Lewis Hamilton. En este caso, la decisión atañe única y exclusivamente a Red Bull.

Los rumores que apuntan a un veto de Verstappen a Sainz son basura. Red Bull es el único que decide la alineación de pilotos.