Desde que la Fórmula 1 fuera comprada por la empresa americana Liberty Media, el «Gran circo» comenzó una etapa de transición acompaña de muchos cambios. La propia Fórmula 1 ha confirmado en una carta a sus accionistas que durante el 2017 han sufrido perdidas millonarias.

15 millones menos que en 2016

En dicha carta, la gigantesca empresa afirma que las pérdidas con respecto al 2016 serán del 1% aproximadamente, unos 15 millones de euros. Esto supone la mayor caída de la Fórmula 1 en la última década.

 

Estas pérdidas se deben principalmente al nuevo rumbo que ha tomado la empresa americana Liberty Media en su primer año de gestión de un deporte tan complicado. Además, han perdido patrocinadores muy importantes como Allianz o UBS.

Otro de los motivos podría ser la eliminación de Grandes Premios como el de Alemania y la no incorporación de nuevos países emergentes que aporten dinero con nuevos Grandes Premios.

Ferrari amenaza con irse

Estos problemas económicos afectarían directamente a los equipos de la parrilla. Lo cierto es que el reparto de dinero entre los constructores, que recordemos va en función de su puesto en el campeonato pasado, depende de lo bien que le haya ido a la Fórmula 1 económicamente.

Otro de los aspectos que más afectaría a los equipos sería la eliminación de los bonos históricos para los equipos con más antigüedad de la parrilla. El equipo que más ha demostrado su descontento ha sido el equipo Ferrari, llegando incluso a amenazar con salir de la Fórmula 1.

El propio Sergio Marchionne, presidente de Ferrari, ha protestado muchas veces por esta posible situación. La última vez que habló sobre el tema no se echó para atrás: «Si creen que es un farol, entonces están jugando con fuego».

Toto Wolf, jefazo de Mercedes, también se ha mostrado disconforme con ciertas decisiones de la nueva Fórmula 1. El próximo 1 de Marzo saldrá a la luz un informe donde tendremos más información, veremos la reacción de los equipos.