La temporada 2018 se acerca y el equipo McLaren tiene una espina clavada que espera quitarse esta temporada en forma de buenos resultados, por fin, tras 3 años para olvidar. El equipo inglés no gana una carrera desde el Gran Premio de Brasil del año 2012, victoria que se llevó Jenson Button.

Temporada nueva, objetivos nuevos

La fatídica etapa con el motorista japonés Honda queda atrás. El equipo McLaren ha hecho borrón y cuenta nueva y tiene todas las esperanzas puestas en esta temporada 2018. La diferencia con las temporadas anteriores, es que esta vez tienen algo a lo que agarrarse.

zak brown fernando alonso

Los directivos del equipo muestran esta ilusión y solo esperan que los datos se conviertan en resultados. El propio Zack Brown, director ejecutivo de McLaren, ha comentado que deberían de ser el equipo que mayor diferencia de posición tuviera esta temporada respecto a la temporada pasada. Algo no muy difícil de conseguir puesto que el margen de mejora es muy amplio.

Objetivo: la parte alta de la tabla

La diferencia media que ha tenido McLaren respecto a la cabeza en estas tres últimas temporadas, tanto en clasificación como en carrera, ha sido de más de 2 segundos por vuelta. Así en ningún momento ha sido posible poder competir con las tres escuderías punteras: Mercedes, Ferrari y Red Bull.

El objetivo esta temporada es que la diferencia se reduzca drásticamente. Pasar a la Q3 se da por hecho, pero luego hay que demostrarlo en la pista. No podemos olvidar que Force India fue el cuarto equipo el año pasado y que pondrá las cosas realmente difíciles al equipo de Woking.

Red Bull, máximo rival

Siempre se ha comentado que Red Bull y McLaren tienen dos de los mejores chasis de toda la parrilla. Ahora, con el mismo motor, la lucha será encarnizada, aunque el equipo austriaco posee más dinero y lleva más años con el motorista francés.

Max verstappen redbull

El propio Brown ha declarado «Si estamos a 0,9 segundos de Red Bull, eso no se verá bien, estoy de acuerdo. No queremos escondernos. Es hora del espectáculo». El equipo inglés va a dar que hablar esta temporada, esperemos que de forma positiva.