El tetracampeón del mundo, Lewis Hamilton, podría llegar a un acuerdo con Mercedes antes de la cita inaugural del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 que tendrá lugar la próxima semana con el Gran Premio de Australia en Melbourne. Al menos así lo afirman algunos medios ingleses como la cadena británica ITV y tendría una duración de al menos dos años, hasta 2020.

Y es que en diciembre de esta temporada, Lewis Hamilton quedará libre de contrato por lo que sus posibilidades son varias: retirarse como ya mencionó en alguna ocasión, renovar con Mercedes o buscar asiento en alguno de los equipos en los que también hay pilotos que terminan contrato a final de temporada como McLaren, Ferrari o Red Bull.

Sin embargo todo parece indicar que no habrá posibilidades de que se cumpla ni la primera ni la tercera opción ya que Lewis Hamilton optaría por renovar con Mercedes hasta 2020, justo cuando termina la actual reglamentación de motores y a partir de ahí valorar de nuevo cual sería su movimiento de cara a la siguiente temporada.

Mercedes tiene prisa, Hamilton pide calma

Lewis Hamilton

Otro de los pilotos que actualmente ya tienen contrato hasta 2020 es Sebastian Vettel y, como al igual que él, Hamilton seguiría siendo uno de los pilotos con una ficha más alta de toda la parrilla. En caso de renovación se habla de que el acuerdo estaría en torno a los 45 millones de euros por temporada por lo que si alguno de los tres equipos que hemos mencionado quiere hacerse con los servicios del piloto británico, debería rascarse el bolsillo.

Pero viendo algunas de las declaraciones realizadas por Lewis Hamilton en eventos conjuntamente con el equipo Mercedes y en presencia del máximo responsable de la escudería, Toto Wolff, parece que es un hecho que sólo es cuestión de tiempo. Aunque el inglés podría dilatar algunas semanas más la firma de su contrato, según ha declarado a Associated Press.

«Empezamos a hablar de eso en invierno y yo decía ‘ya nos pondremos con ello’, luego nos pusimos otra vez y yo repetía ‘ya nos pondremos con ello’. No es realmente mi prioridad en este momento. Estoy, en realidad, muy relajado, no siento presión ni desde el equipo, ni por mi parte. Quiero seguir compitiendo, así que tendré que renovar en algún momento, pero no voy a hacerlo cuando otros quieran, lo haré cuando todo esté en su sitio. No quiero retirarme pronto, ni de forma prematura. Podría pilotar hasta los 40 si quisiera, pero no creo que lo vaya a hacer. Podría quedarme un año o dos más pero, ¿dentro de dos años me parecerá emocionante afrontar una temporada nueva? Realmente no puedo saberlo ahora.»