Los test de pretemporada de la Fórmula 1 mostraron la sorpresa: Honda daba buen rendimiento, y sin problemas de fiabilidad, durante las pruebas llevadas a cabo en el Circuit de Barcelona-Catalunya por parte de Toro Rosso. Sin embargo, la primera cita en el calendario, con el Gran Premio de Australia, volvió a colocar a Honda en su sitio.

Durante tres años fueron los de McLaren los que tuvieron que sufrir los problemas de fiabilidad y rendimiento de Honda. Ahora cuentan con la mecánica de Renault y han conseguido terminar su primer Gran Premio con una destacable quinta posición de Fernando AlonsoToro Rosso-Honda, sin embargo, vio cómo Pierre Gasly se retiraba de forma precipitada a tan solo 13 vueltas del comienzo por un problema de fiabilidad: un fallo del MGU-H.

Honda arranca pinchando en Australia, problemas para Toro Rosso

Pierre Gasly fue quien sufrió los problemas de Honda durante la primera carrera de la temporada. El piloto de Toro Rosso comentaba, cuando terminó la carrera de forma precipitada, que ‘no ha sido un buen comienzo de temporada’Respecto al problema sufrido por su unidad de potencia, aseguró que ‘sencillamente, el motor se apagó y, aunque volvió a encenderse, era demasiado lento’. Gasly pretendía continuar, pero ‘le dijeron que parase’.

Como comentó el propio Gasly, ‘fue una pena, porque no hubo ningún problema durante las pruebas’Efectivamente, el fallo de Honda durante el primer Gran Premio de la temporada fue decepcionante, porque los test habían salido perfectamente. ‘En el equipo, todos están decepcionados de haber sufrido problemas en la primera carrera’aunque Gasly confía en que volverán más fuertes en Bahréin.

Franz Tost también se mostró decepcionado por el problema de Honda en el primer Gran Premio. Desde Honda mostraron la misma reacción, y aseguraron que ahora la clave está en investigar las causas exactas del problema de fiabilidad del MGU-H y solucionarlo para la próxima carrera.