Red Bull Toro Rosso Honda. Así pasa a denominarse la escudería tras las exigencias a las que ha sido sometida por el que es este año su socio colaborador y motorista, el gigante japonés Honda. Y es que ya lo dijimos en su momento: Honda quería llevar los pantalones en su alianza con Toro Rosso.

Desde un primer momento, Honda ha dejado claro que tras asociarse con Toro Rosso para la temporada 2018 de la Fórmula 1, y con la perspectiva futura de ser también los encargados de suministrar los motores a Red Bull, los japoneses no iban a limitarse a desarrollar el motor y poco más como cuando estuvieron en McLaren.

Quieren tener mucho más peso desde el principio en la toma de decisiones. Y para muestra, una de las exigencias que más nos ha sorprendido y es el cambio de nombre de la escudería por el de Red Bull Toro Rosso Honda.

Honda y Red Bull, una alianza multidisciplinar

Honda Civic Rallycross

Honda tiene claro la importancia de asociarse a un gigante como es Red Bull, pero no es lo mismo hacerlo con únicamente Toro Rosso, algo así como la marca blanca. En otras disciplinas del motor encontramos estos fuertes lazos de unión entre la marca japonesa y la austriaca.

Por ejemplo, en el Campeonato del Mundo de Superbikes cuenta con el equipo Red Bull Honda World SBK Team mientras que en el Mundial de MotoGP, aunque el patrocinador principal es Repsol, el equipo donde milita Marc Márquez y Dani Pedrosa cuenta con Red Bull como el segundo patrocinador más importante además de ser también el espónsor personal de ambos pilotos.

Pero no sólo existe esta alianza en las motos, también en los coches. Otro ejemplo lo encontramos en el Red Bull Global Rallycross donde los dos Honda Civic Coupé con los que participan Oliver Eriksson y Mitchell Dejong lucen los colores de la marca de bebidas energética, a pesar de que los equipos (el Olsberg MSE X Forces y el Honda Red Bull OMSE) son independientes el uno del otro.

Esperemos que la jugada sirva para ganar adeptos. Aunque también puede volverse en su contra y acabar siendo una publicidad muy negativa.