El Gran Premio de Gran Bretaña 2018 de Fórmula 1 será seguramente uno de los más emocionantes de la temporada. La aparición de un Safety Car a pocas vueltas del final juntaba a Mercedes y Ferrari quienes nos deleitaban una magnífica lucha de la que Sebastian Vettel salía como vencedor. Fernando Alonso volvía ha hacer una magnífica octava posición mientras que Carlos Sainz tenía que abanadonar cuando luchaba por entrar en los puntos.

Se apagaba el semáforo y Lewis Hamilton, desde la pole, hacía una mala salida. Era superado por Sebastian Vettel y su compañero Valtteri Bottas. Kimi Räikkönen también intentaba superar al británico pero en la curva 3, el de Ferrari se iba largo y tocaba la rueda trasera derecha del Mercedes haciendo que este trompease y se fuese hasta las últimas posiciones. Por esta maniobra, Kimi recibía una sanción de 10 segundos que cumplía en la primera parada en boxes.

Por detrás Sergio Pérez trompeaba en la primera curva, pasando por delante de los Williams que salían del carril de boxes en un momento muy peligroso. Mientras, Carlos Sainz se beneficiaba de los incidentes y saltaba hasta la novena posición.

Hamilton no tuvo muchos problemas en empezar a remontar, siendo el piloto más rápido en pista y además al que le duraba el primer juego de neumáticos en mejores condiciones. Los HAAS la liaban entre ellos y se iban fuera de la zona de puntos y en la primera parada, un fallo en una de las ruedas dejaba a Charles Leclerc fuera. En la vuelta 32, el segundo Sauber también abandonaba tras sufrir un accidente en la curva 1 tras intentar negociarla con el DRS abierto.

La salida del Safety Car por este incidente dejaba a Bottas en el liderato pues los dos Ferrari entraban a poner un juego de neumáticos blandos. Las posiciones eran las siguientes: Bottas, Vettel, Hamilton, Verstappen, Räikkönen,  Ricciardo. Mientras los dos Mercedes iban con medios, los dos Ferrari estaban con blandos frescos a 18 giros del final.

Se relanzaba la carrera y vivíamos una intensa lucha entre Verstappen y Raikkönen con Mad Max en su máxima expresión, aguantando de una forma impresionante al de Ferrari por fuera. Pero en ese momento, accidente de Carlos Sainz cuando era golpeado por Grosjean al intentar superarlo. Segundo coche de seguridad en pista y de nuevo todos muy juntos.

Relanzada la carrera, Vettel atacaba los primeros giros a Bottas que se defendía como un león. Kimi superaba a Verstappen que unos giros después sufría un trompo por un problema mecánico y tenía que abandonar. En el relanzamiento magnífica maniobra de Alonso que adelantaba a Kevin Magnussen aunque el HAAS se lo devolvía un giro después.

Desde aquí, final al sprint. Con el DRS, Vettel conseguía meter el coche a Bottas que se iba quedando sin ruedas y retomaba el liderato. Hamilton hacía lo mismo con su compañero de equipo y Kimi también, lo que definía las posiciones del podio. Tras ellos, Bottas terminó cuarto, Ricciardo quinto, Nico Hülkenberg sexto, Esteban Ocon séptimo, Fernando Alonso octavo tras volver a superar al HAAS, Kevin Magnussen noveno y Pierre Gasly cerró el top 10.

En la general provisional, Vettel sigue líder con 171 por los 163 de Hamilton. Kimi es tercero con 116 mientras que Alonso es octavo con 40 a dos puntos de Hulkenberg y un punto por encima de Magnussen. Sainz es décimo con 28.