El Gran Premio de Francia de Fórmula 1 2018 no pasará a la historia por haber sido uno de los más emocionantes aunque estratégicamente sí que tuvo interés dado el planteamiento de carrera que tuvieron que hacer algunos equipos tras los incidentes de la primera vuelta. Sin embargo, la realidad nos deja a Lewis Hamilton como dominador además de un Carlos Sainz octavo y el tercer abandono consecutivo de Fernando Alonso.

Tras apagarse el semáforo, Hamilton aprovechaba su condición de poleman para mantenerse en cabeza. Sebastian Vettel, desde la tercera plaza y con ruedas más blandas, colocaba su Ferrari en paralelo con Valtteri Bottas pero en la primera curva se iba largo por falta de grip y golpeaba la parte trasera del Mercedes del finlandés. Esto provocaba un pinchazo en el coche alemán y daños en el fondo plano mientras que el monoplaza italiano se quedaba sin alerón además de acarrearle una sanción de 5 segundos.

Unos metros más adelante, Pierre Gasly se llevaba por delante a Esteban Ocon y los dos franceses tenían que retirarse de su GP de casa a las primeras de cambio. Mientras otros pilotos cortaban la chicane, Fernando Alonso se mantenía en la trazada y esto hacía que se retrasase hasta la última posición.

Tras los incidentes, el coches de seguridad salía a pista momento que aprovechaban Vettel y Bottas para entrar en boxes y reparar sus monoplazas mientras que Alonso hacía lo mismo para colocar el compuesto de ruedas más largo e intentar ir hasta el final. Por delante, Hamilton estaba en cabeza seguido de Verstappen, un inconmensurable Sainz que se había metido tercero, Ricciardo, Magnussen, Leclerc, Räikkönen, Grosjean, Pérez y Hülkenberg cerrando el top 10.

 

En la reanudación, Fernando Alonso hacía un trompo cuando era superado por Sebastian Vettel, acción que criticó por radio el asturiano por su agresividad, con lo que se quedaba en la última posición. No sería la única decepción para el piloto de McLaren pues después de rodar toda la carrera al fondo del pelotón, tenía que abandonar a falta de una vuelta por una rotura de sus suspensión trasera.

Hamilton controlaba la carrera, Verstappen le seguía de lejos y Sainz era superado tanto por Ricciardo como por Räikkönen. Un fallo de Leclerc le dejaba sin octava posición mientras que Sergio Pérez, pasado el ecuador de la carrera, tenía que abandonar.

A menos de quince vueltas para el final, Räikkönen superaba a Vettel gracias al mejor estado de sus gomas. Aunque no estaba previsto, tanto el alemán como Bottas entraban ha hacer su segunda parada en boxes y mientras el Ferrari no perdía posición y seguía quinto, el Mercedes caía hasta la octava plaza.

Cuando parecía que podía firmar un magnífico sexto puesto, Carlos Sainz tenía problemas con su unidad de recuperación de energía y tenía que ceder las posiciones a Kevin Magnussen y Valtteri Bottas. Un nuevo abandono ocurría, en este caso de Lace Stroll tras la explosión de una de sus ruedas y luego el de Alonso, como comentamos antes.

Lewis Hamilton pasaba primero bajo la bandera a cuadros seguido de Max Verstappen y Kimi Räikkönen completando el podio. Tras ellos se clasificaban Ricciardo, Vettel, Magnussen, Bottas, Sainz, Hülkenberg y Leclerc, que cerraba el top10.

En la general, Hamilton recupera el liderato con 145 puntos por los 131 de Sebastian Vettel. Daniel Ricciardo es tercero con 96 mientras que Fernando Alonso pierde la séptima plaza en favor de Nico Hülkenberg mientras que Carlos Sainz es noveno a 4 puntos del piloto de McLaren. La póxima cita será este mismo próximo de semana en el Red Bull Ring.