Uno de las presentaciones más esperadas era la de Ferrari y por fin hemos podido conocer en detalle su apuesta para la temporada 2018 del Campeonato de Fórmula 1. Una temporada en la que casi diríamos que están obligados a luchar por el título después de una sequía que se nos antoja demasiado longeva. Así es el Ferrari SF71H.

Los italianos han roto con la tendencia que habíamos visto hasta ahora, ofrecido diferencias respecto a los monoplazas que ya han sido presentados. Quizás el más llamativo sea su alerón trasero, mucho más estrecho y con una forma de cuello de cisne de menores dimensiones que las vistas en el Red Bull o en el Williams.

El Ferrari SF71H mantiene el color rojo en prácticamente toda la carrocería, a excepción del guiño a la bandera italiana en la aleta de tiburón, más corta de esta temporada. También se aprecian tonos grises derivados de su patrocinador Phillip Morris.

Ferrari SF71H

Se observa un profundo trabajo aerodinámico en el alerón delantero y por contra, los pontones y sidepod son relativamente sencillos, sin recurrir a soluciones aerodinámicas tan radicales como las de otros monoplazas.

En el Halo también han elegido colocar el pequeño deflector superior mientras que llama la atención que este nuevo elemento ha sido el elegido para ubicar de forma maestra el logotipo de la marca, el cavallino rampante, que luce aquí de forma majestuosa.

Ferrari SF71H

El próximo 25 de febrero, es decir en menos de tres días, será el momento elegido para que el nuevo Ferrari SF71H salga a pista con motivo de los filming days. Será la primera vez que se le pueda ver rodando antes de que arranque oficialmente la pretemporada con Kimi Räikkönen y Sebastian Vettel a los mandos en una temporada que, como decíamos, la presión sobre Ferrari es enorme con el fin de intentar luchar por la victoria frente a Mercedes.

A tenor de las declaraciones tanto de Vettel como de Kimi, se les ve con ganas de salir a pista:

Ahora es cuando ves el coche, sabes que todo está listo y quieres salir a competir. Estar aquí ahora mismo es muy especial para todos nosotros, pero estamos ansiosos por salir a la pista para ver cómo se comporta el coche. Sin duda, la cantidad de esfuerzo que se ha derrochado y la atención que se ha prestado a cada detalle en tantas áreas es impresionante. Cada pequeño detalle importa; cada parte puede marcar la diferencia, y creo que el monoplaza de este año es un gran paso respecto al del año pasado.

Ferrari SF71H

Es un placer poder formar parte de un nuevo coche de Ferrari en Fórmula 1. Es un coche bonito, y normalmente cuando algo es visualmente bello, también es rápido. Muy pronto podremos pilotarlo, así que veremos hasta dónde puede llegar. Respecto al Halo, es cierto que se ve diferente, pero cuando conduces no marca una gran diferencia. El coche ha sido diseñado para incorporarlo, así que no deberíamos casi notarlo. Nos adaptaremos a él rápidamente