Ferrari, como el resto de equipos de la Fórmula 1, ya está preparando la temporada 2018. Y en estos preparativos están las pruebas dinámicas de la FIA en los que los monoplaza tienen que pasar por una serie de test de choque. De momento, los de Maranello han sido los primeros en superar las pruebas de choque frontal de la FIA.

Este pasado viernes, Ferrari ha llevado a su primer chasis de 2018 a los test del Centro de Certificación y Análisis de la FIA. En Bollate, Milán, este chasis 669 ya ha pasado por las pruebas de impacto frontal dinámico después que se hayan superado los test estáticos. Este chasis, por cierto, será el que dé relevo al SF70H utilizado anteriormente por Ferrari.

Ferrari ya va por delante: ya han pasado su chasis por los test de seguridad de la FIA.

El nuevo chasis de Ferrari (669), aprobado con Halo

Este primer chasis de Ferrari para 2018 viene ya con el Halo incorporado. Es el sistema de protección con que contarán los monoplazas de los pilotos durante el próximo año. Y este chasis es el que se presentará el 22 de febrero a través de un streaming, ya con todos los detalles del nuevo monoplaza incluyendo las ‘pegatinas’ de los patrocinadores, sin el Santander.

Desde ahora, Ferrari tiene dos meses de plazo para seguir introduciendo mejoras aerodinámicas sobre su monoplaza. Es decir, que ya parten con algo de ventaja sobre el resto de equipos, puesto que han sido los primeros en superar los test de choque frontales, y dinámicos, que son un requisito para todos los equipos que impone la FIA.

En las próximas semanas, el resto de equipos tendrán que ir pasando sus monoplazas por estas pruebas de seguridad. Y a partir de entonces, se seguirán llevando a cabo las mejoras aerodinámicas correspondientes. Mientras tanto, lo que sí están preparando todos los equipos y motoristas es la conjunción del propulsor con el chasis.

Fuente: motorsport