Ya es oficial: Fernando Alonso abandona la Fórmula 1. Su actual equipo, McLaren, confirmaba hace unos minutos que la próxima temporada el piloto asturiano no seguirá en la F1 y al mismo tiempo, Alonso publicaba en su Twitter un emotivo vídeo en el que con las palabras Querida F1, se despide finalmente del Campeonato del Mundo de Fórmula 1.

El piloto español cierra así una etapa de su vida deportiva en la que ha conseguido nada menos que dos títulos de campeón el mundo, tres subcampeonatos y una tercera posición. Pero más allá de sus logros, la calidad como piloto de Fernando Alonso queda fuera de toda duda cuando año tras año, sin un coche ganador, ha sido siempre elegido como uno de los mejores pilotos del mundo.

El sueño con McLaren se ha tornado en una pesadilla. Primero en 2007 y luego cuando volvió a unir fuerzas en lo que parecía un binomino junto a Honda, pero que finalmente se ha convertido en la crónica de una muerte anunciada. Sin un coche ganador, al menos hasta 2021 a pesar de contar con motores Renault, Fernando Alonso buscará fortuna en otros campeonatos.

La única opción de encontrar un monoplaza competitivo pasaba por volver a Ferrari, pero con Sebastian Vettel, se antojaba casi como una quimera imposible tanto por presupuesto como por tener dos gallos en un mismo gallinero.

Fernando Alonso podría recabar en la IndyCar

Por ello ya lo decíamos por la mañana, hay muchas posibilidades de que Alonso recaiga en la IndyCar. De momento tiene por delante la Supertemporada del Mundial de Resistencia con el firme objetivo de convertirse en campeón del mundo de esta especialidad con Toyota.

Una vez logrado, sólo le quedaría ganar la Indy500 y, de quererlo, la IndyCar. Entonces su leyenda sería imperecedera pues nadie ha conseguido algo así. De hecho el tweet de McLaren es bastante enigmático pues dice que no seguirá en la F1 pero no dice que no seguirá con ellos, en el nuevo equipo que está preparando para el campeonato americano.

Si se hace realidad, ya lo adelantamos: gracias una vez más Don Fernando Alonso Díaz.