Tras el anuncio de la participación de Fernando Alonso en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), el reto que se le presenta por delante al piloto asturiano le llevará a disputar un total de 25 carreras durante 2018, lo que equivale a que la mitad de los fines de semana del año los pasará subido al McLaren de Fórmula 1 o al Toyota del WEC. Pero no sólo eso será una locura, sino también los viajes y desplazamientos, por ello hemos elaborado esta infografía que resume el reto que se le plantea por delante.

El calendario de la Fórmula 1 está compuesto por un total de 21 carreras. A ellas hay que sumar las 4 del mundial de resistencia que se celebra durante 2018, con sólo una coincidencia que impedirá estar a Alonso con el equipo Toyota: Fuji.

Un calendario tan apretado obligará a Fernando Alonso a enlazar varias carreras seguidas en función de los vuelos o de los compromisos que tenga. En la infografía, las líneas del mismo color indican que carreras tendrá que enlazar unas con otras sin poder pasar por su residencia, la cual hemos ubicado en Dubai.

Una temporada programada al milímetro

alonso united

Así la carrera de Azerbayán dará paso a las 6 Horas de Spa en Bélgica para luego ir a correr a Barcelona. También enlazará las carreras de Canadá con las 24 Horas de Le Mans. Permanecerá en Francia para el GP de Francia antes de viajar a Austria, al Red Bull Ring y terminará este periplo en el GP de Gran Bretaña antes de regresar a casa.

Alemanía y Hungría también los hará seguidos y luego tendrá por delante las 6 Horas de Silverstone, el GP de Bélgica y el GP de Italia. El GP de Singapur, el GP de Rusia y el GP de Japón serán seguidos antes de volar al GP de Estados Unidos, al GP de México y el GP de Brasil. Y desde aquí, saltará al otro lado del mundo para las 6 Horas de Shanghái. Por suerte, la última carrera en Abu Dhabi está a poco más de 100 km de su casa.

Todos estos desplazamientos son los oficiales, pero no hemos contemplado aquellos que requieren los test, pruebas en simulador o compromisos publicitarios. En total, las carreras obligarán a Fernando Alonso a recorrer casi 200.000 kilómetros, lo que equivale a dar cuatro veces la vuelta al mundo alrededor del Ecuador.

Subido al coche, y sólo en las sesiones de carreras, Alonso recorrerá además 9.200 km (a los que habría que sumar los de entrenamientos). Esos 9.200 km son los mismos que separa Madrid de la capital china, Pekin. Por cada carrera de F1 hará algo más de 300 km mientras que en las de resistencia, igualando el tiempo que cada piloto está dentro del coche, recorrerá 400 km en Spa, 1.666 km en Le Mans, 387 km en Silverstone y 354 km aproximadamente en Shanghái.

Será un gran reto físico, con largas horas en aviones y continuo jet lag en el cuerpo para adaptarse a los diferentes husos horarios. Pero también será un reto mental para permanecer siempre concentrado, cambiando la forma de conducir de un monoplaza a un coche de resistencia, etc. Sin duda, se enfrenta a una temporada muy épica.

En el siguiente enlace os podéis descargar la infografía a mayor resolución.