No han transcurrido ni dos semanas desde que Éric Boullier respondía tajante mente durante el Gran Premio de Francia de Fórmula 1 que no tenía pensado dimitir como Director Técnico de McLaren. Ahora y a pocos días del arranque del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, la escudería de Woking ha comunicado que la división técnica sufrirá una reestructuración y Boullier no seguirá al mando del equipo.

McLaren lleva inmersa en una gran crisis deportiva desde hace ya varios años, y lo peor es que la luz parece no intuirse al final del túnel, lo que da a entender que aun queda un largo camino por recorrer. ¿Hasta cuándo? Pues casi seguro hasta 2021, cuando entre el nuevo reglamento, y luego ya veremos.

Gil de Ferran toma el mando de McLaren

McLaren alude a una simplificación en el liderazgo de la división técnica como motivo de la marcha de Éric Boullier de McLaren. En su lugar será Gil de Ferran, quien ya estuvo al lado de Fernando Alonso cuando el asturiano se preparó para disputar las 500 Millas de Indianápolis el año pasado, el que pasará a estar al mando de la escudería británica.

Tras recibir la dimisión por parte de Éric Boullier, el consejero delegado del área de la F1, Zack Brown, declaraba también en el mismo comunicado lo siguiente:

El rendimiento del MCL33 no ha cumplido con las expectativas de nadie en McLaren, especialmente de nuestros leales aficionados. Las causas son sistémicas y estructurales y requieren un gran cambio. Con este anuncio, empezamos a reconducir esos problemas y encaramos el camino de la recuperación.

Curiosamente Tim Goss, jefe técnico de McLaren, fue despedido también hace poco más de dos semanas mientras que antiguos responsables de la marca de Woking han hecho duras críticas al equipo tanto por su situación actual como por el hecho de que no tengan ningún plan de contingencia estudiado ni a corto ni a medio plazo.

Todos estos cambios podrían hacer que a Fernando Alonso se le agote la paciencia y sean un factor más a tener en cuenta para no seguir en McLaren, ya sea como piloto en otro equipo o bien directamente pasando a disputar otros campeonatos como el WEC o la Indycar. Cualquiera de ellos estaría dispuesto a recibirle con los brazos abiertos que verían con buenos ojos tanto el aporte mediático como de calidad del piloto asturiano. McLaren ya podría incluso estar trabajando en ello.