La Triple Corona del automovilismo es un logro no oficial de la competición, un ‘galardón’ que se consigue al ganar las tres carreras más famosas del mundo. Es decir, la obtiene el piloto que haya conseguido al menos un Gran Premio de Mónaco, o en su lugar un Campeonato Mundial de Fórmula 1, además de las 24 Horas de Le Mans y, por supuesto, las 500 Millas de Indianápolis.

Fernando Alonso ha ganado el Gran Premio de Mónaco en dos ocasiones, y en su historial dentro de la Fórmula 1 puede presumir también de contar con dos Campeonatos Mundiales. Es decir, que el primero de los tres requisitos que comentábamos anteriormente, para la Triple Corona del automovilismo, lo cumple y con creces. Antes de enfrentarse a las 24 Horas de Le Mans, esto es ‘todo’ lo que tenía el español. Pero ahora está un paso más cerca de hacerse con este reconocimiento.

La Triple Corona de Fernando Alonso: solo le falta ganar las 500 Millas de Indianápolis

Fernando Alonso arrancó su objetivo de conseguir la Triple Corona del automovilismo en 2017, cuando por primera vez abandonó su exclusiva dedicación a la Fórmula 1 y probó suerte con las 500 Millas de Indianápolis. El reto era enorme. El piloto español hizo una actuación espectacular y, durante la carrera, llegamos a creer que se llevaría la victoria. Sin embargo, el motor Honda le dejó fuera de la Indy 500. Con esto se rompió el sueño de la Triple Corona, aunque solo de forma temporal.

La temporada de la Fórmula 1 terminó como empezó, desastrosa por culpa del motor Honda montado en el McLaren con el que compitió. Y llegó este año, 2018, con la ‘sorpresa’ de que Fernando Alonso disputaría las 24 Horas de Le Mans y el resto del Mundial de Resistenciacasi al completo. Así que volvía a abrirse la opción de acercarse a la Triple Corona. Y efectivamente, con la victoria en las 24 Horas de Le Mans se ha cumplido la mejor de las opciones posibles.

Fernando Alonso. 500 Millas de Indianápolis. 2019.

Ahora Fernando Alonso solo tiene que ganar las 500 Millas de Indianápolis, y en caso de ocurrir esto se haría con la Triple Corona del automovilismo. El español sigue dedicándose de forma prioritaria a la Fórmula 1; este año con McLaren, de nuevo, pero con motor Renault. La situación es infinitamente mejor a cuando contaban con los japoneses para propulsar su monoplaza, pero siguen sin estar a la altura de los primeros, que es donde debería estar Alonso, luchando por el máximo título frente a Sebastian Vettel y Lewis Hamilton.

De momento, Fernando Alonso no ha anunciado su participación en la Indy 500, la edición de 2019 que tendrá lugar en el mes de mayo. No obstante, después de haberse alzado con la victoria de las 24 Horas de Le Mans, es evidente que el español tiene en mente volver a las 500 Millas de Indianápolis. Tarde o temprano.