La Gazzetta dello Sport anunciaba hoy que el fichaje de Charles Leclerc por Ferrari ya está hecho y únicamente faltaría realizar el anuncio oficial que se produciría, casi con toda seguridad, durante el próximo Gran Premio de Alemania aunque cabe la posibilidad de retrasarlo hasta Bélgica o incluso Italia, coincidiendo con la carrera de casa para la Scuderia.

El contrato será por dos temporadas y Charles Leclerc cobrará un total de cinco millones a razón de dos millones durante la temporada 2019 y tres millones en 2020. De esta forma, Kimi Räikkönen se verá obligado a buscar un asiento fuera de la escudería italiana. El finés confirmaba ayer mismo haber ya estado en conversaciones con McLaren.

Charles Leclerc, un hombre ligado a Maranello

Leclerc probando el Ferrari en 2017

Charles Leclerc será el primer piloto en llegar a pilotar un monoplaza de la Scuderia Ferrari tras pasar por la Ferrari Drivers’ Academy, y lo hace con tan sólo 20 años de edad. Incluso el propio Sebastian Vettel, con quien formará tándem en 2019, ve con buenos ojos la llegada del piloto monegasco.

No soy yo el que firma los contratos, pero no veo por qué no. Tiene muchos menos años, pero ha aprovechado sus oportunidades y ha puntuado con un coche que no debería haber puntuado. Está haciendo todo lo que puede.

Le he seguido en las categorías inferiores y todos estamos de acuerdo en que es un gran talento. Es bueno ver que el talento ha conseguido llegar hasta aquí. Le diría que mantenga cerca a su familia, que mantenga los pies en el suelo y que disfrute, que no se lo tome demasiado en serio. Cada experiencia le ayudará a convertirse en la persona que será.

Como era de esperar, Leclerc fue ayer uno de los focos de atención durante la rueda de prensa previa al Gran Premio de Austria de Fórmula 1. El joven piloto no ocultaba sus ganas de formar parte del proyecto de Ferrari para el año que viene.

No pienso demasiado en eso, aunque es difícil no hacerlo. Veo los rumores y estoy contento, porque mi sueño siempre ha sido correr para Ferrari. Si algún día ocurre, será fantástico.