Ha sido culpa de Max Verstappen que haya ocurrido esto en el Gran Premio de China 2018, pero gracias a eso Fernando Alonso nos ha dejado un brutal adelantamiento a Sebastian Vettel. El de Ferrari ha terminado la carrera 8º porque un encontronazo con el Red Bull dañó su coche y le hizo perder tiempo. Y de todo esto, el español ha conseguido sacar petróleo y dejarnos una de las mejores secuencias de la carrera.

Fernando Alonso ha vuelto a dar una lección. Es indudable que su McLaren no está a la altura, en términos de rendimiento, de los Ferrari, los Mercedes o los Red Bull. Son más lentos con el MCL33, pero Fernando Alonso ha tenido una oportunidad y no la ha dejado escapar. Y así ha ocurrido, que finalmente ha terminado por delante de Sebastian Vettel y se ha llevado a casa 20 puntos para la clasificación de pilotos.

Así ha sido el adelantamiento de Fernando Alonso a Sebastian Vettel

El piloto español, Fernando Alonso, partía desde la 13ª posición en la parrilla de salida del Gran Premio de China, pero en solo una vuelta ya levantó dos posiciones. La situación de Max Verstappen con Hamilton, Räikkönen y Vettel ha servido para que se dañara el Ferrari de Vettel y el líder del mundial perdiera posiciones a un ritmo frenético. Iba más lento, y tenía que trazar más abierto por el problema de su monoplaza. Lo ha explicado el propio Fernando Alonso, después de la carrera.

Alonso tenía que apretar, porque detrás venía Carlos Sainz a mejor ritmo. Sebastian Vettel estaba trazando más abierto por el problema de su coche. Aún así, difícil cogerle en recta incluso con el DRS, así que el piloto español tenía que cogerle en curva, y así lo ha hecho en la primera que se ha encontrado cuando estaba cerca del piloto de Ferrari.

De fuera hacia dentro, y cuando ya había pasado a la mitad del monoplaza de Sebastian Vettel, le ha dejado sin un solo hueco para poder recuperar la posición. Un adelantamiento limpio y una maniobra extraordinaria por parte del dos veces campeón del mundo de la Fórmula 1. Fernando Alonso ha vuelto a dar una lección de aptitud con un monoplaza más lento que el de los líderes.