Tras dos años retirado de la pequeña pantalla de forma activa, Antonio Lobato volverá a ser la voz que escucharemos en las narraciones de la Fórmula 1. Y es que Movistar F1 ha anunciado que el conocido periodista se unirá al equipo para la temporada 2018.

Pensar en la Fórmula 1 es pensar en Antonio Lobato, pues fue él quien estuvo al frente de los micrófonos desde 2004 a 2015. Después de 12 años ininterrumpidos, decidió detenerse y poder así recuperar el tiempo perdido con su familia y también para algún que otro proyecto personal. Y es que un calendario con muchas carreras además de estar al frente de la propia dirección de la retransmisión hizo que terminase física y mentalmente agotado.

Lobato vuelve para hacer lo que le gusta: narrar las carreras

Ya recuperado, afronta este proyecto con ilusión sobre todo porque hará lo que más le gusta, que es narrar los entrenamientos y las carreras, dejando las labores de coordinación y dirección a Julio Morales.

Voy a cumplir un sueño, que es hacer lo que realmente me gusta. Muchas veces escuchamos a pilotos de Fórmula 1 decir ‘a nosotros, lo que nos gusta es subirnos al coche y conducir; todo lo que hay antes y después de ese momento no es tan divertido’. Yo lo que voy a hacer este año es subirme al coche nada más, y conducir. Eso es lo que más me puede apetecer en el mundo.

Junto a Julio Morales y Antonio Lobato también habrá otras caras conocidas de la vieja guardia como Óscar del Castillo. Pedro de la Rosa, Toni Cuquerella, Jacobo Vega o Cristóbal Rosaleny también formarán parte del equipo.

Las funciones de Lobato no han sido del todo detalladas más allá de su papel frente a los micrófonos por lo que desconocemos sí también estará en los programas de análisis tanto antes como después de las sesiones oficiales. En breve, el equipo al completo de Movistar F1 se presentará y seguro que conoceremos alguna que otra novedad.