Por primera vez desde que Fernando Alonso fichase por el equipo McLaren, el propio piloto español se ha mostrado optimista en sus declaraciones de cara a la temporada 2018. Ha tenido que romperse el matrimonio con Honda y llegar un nuevo suministrador de motores como es Renault, para que la esperanza de otras temporadas se haya vuelto algo tangible.

Luchar por títulos, todavía lejos

El optimismo tangible del propio piloto y del resto de miembros del equipo, se ha visto acompañado de una clara contención en lo que a objetivos se refiere. El equipo sabe que no está para luchar por títulos mundiales, pero sí que van a mejorar radicalmente su situación en la parrilla.

mclaren alonso

Es cierto que la escudería británica ha pecado en las tres últimas temporadas de ser más optimista de la cuenta. En la primera temporada, prometieron estar luchando por puntos a final de temporada, en la segunda por los podios y en esta última, pronto se dieron cuenta de que las cosas iban incluso peor de lo esperado.

Los test de pretemporada, fuego real

El equipo de Woking presentará el día 23 de Febrero su nuevo monoplaza. Aunque no será hasta el día 26 de febrero cuando se pueda comprobar el potencial del monoplaza de 2018.

zak brown fernando alonso

Zak Brown, director ejecutivo del equipo británico, ha confirmado las palabras del piloto español. Afirma que todo ha ido mejor de lo esperado. En el simulador han obtenido unos datos más que satisfactorios que esperan que sean un reflejo de lo que verán en la pista en los test de pretemporada.

Miedo a fracasar, otra vez

No hay duda de que la etapa McLaren Honda ha sido uno de los mayores fracasos de la historia de la F1. Además, si tenemos en cuenta que ha perjudicado a uno de los mejores pilotos de la historia. Tras 3 años, ahora esperan redimirse de todo ese sufrimiento.

mclaren honda en suzuka

Está claro que si no sucede una mejorar sustancial, el fracaso sería mayor aún. Por lo que el equipo debe estar entre los 4 primeros, a la altura de Red Bull y Ferrari. Cualquier cosa fuera de estos objetivos, supondrían la definitiva marcha de Fernando Alonso.