Desde Test Coches ya os lo habíamos adelantado pero ahora podemos decir que por fin es oficial la alianza entre Red Bull y Honda mediante la cual el fabricante japonés se encargará de suministrar las unidades de potencia a la escudería austriaca durante las dos próximas temporadas. Se rompe así una relación de 12 años contando la actual entre Red Bull y Renault.

Tras el acuerdo alcanzado el año pasado con Toro Rosso después de que McLaren decidiese empezar a utilizar motores franceses, los motores de Honda han mostrado una notable progresión respecto a la temporada 2017. Quizás no en términos de rendimiento pero sí en fiabilidad, el gran talón de aquiles que había tenido desde su regreso a la F1.

Este paso adelante mostrado por los japoneses y las cada vez más difíciles relaciones entre Renaul y Red Bull han provocado que la escudería con base en Miton Keynes decidiese dar también el salto a Honda tras el pasado Gran Premio de Canadá, si bien es cierto que quizás ya había estirado en exceso de la manta alargando su decisión varias semanas.

«Tomamos decisiones despasionadas, simplemente pensando en el objetivo que nos mueve: competir a un mejor nivel cada día. Después de valorarlo detenidamente, creemos que esta colaboración con Honda es lo mejor para el equipo«, explicó Christian Horner, team principal de Red Bull.

«Las conversaciones fueron muy rápidas«, explicó Takahiro Hachigo, presidente de Honda. «Tener dos equipos nos da acceso a muchos más datos, lo que nos acercará a nuestro objetivo en Fórmula 1: ganar carreras y campeonatos«.

«Tras dos años del regreso de Renault como equipo de fábrica, consideramos que esta es una evolución natural tanto para Renault como para Red Bull Racing en vista de sus respectivas aspiraciones«, dijo la marca francesa. «En un entorno extremadamente exigente y competitivo, estamos orgullosos de los extraordinarios resultados obtenidos con Red Bull Racing en las últimas 12 temporadas, en particular los mundiales de pilotos y constructores y las 57 victorias que hemos sumado juntos».