Para aquellos que el BMW M4 les parece poco deportivo, los alemanes les brindaron la oportunidad de hacerse con un más radical BMW M4 GTS. Pero ahora es probable que los ingenieros de la división de Motorsport vuelvan a recuperar las célebres insignias CSL para una versión mucho más extrema del M4. Hablamos casi de un coche de circuito con matrícula, el cual podría llegar el año que viene. ¿Se atreverán a lanzar un radical BMW M4 CSL?

De momento y a juzgar tanto por el vídeo que os mostramos así como las imágenes publicadas por los compañeros de Motorauthority, un BMW M4 con una apariencia mucho más radical se ha dedicado a realizar pruebas en el Circuito de Nürburgring. Claro que podría tratarse únicamente de una mula para el desarrollo de componentes, pero lo cierto es que cuando el río suena tan bien como este…. la imaginación vuela.

BMW M4 CSL: Coupe Sport Lightweight

Durante el pasado Salón de Frankfurt 2017, el jefe de la división de BMW M, Frank van Meel, declaraba que los modelos CSL serán los modelos más prestacionales de BMW hechos para y por la pista y únicamente con luces y matrícula como elementos adicionales que les permitan circular por carretera.

La última vez que vimos un BMW CSL fue entre 2002 y 2004, cuando la marca alemana puso a la venta el BMW M3 E46 CSL en una limitadísima tirada de sólo 1.400 unidades para todo el mundo. La fórmula era muy clara: menos peso y más potencia. Por aquel entonces, el motor no se tocó pero si se le hizo una interesante cura de adelgazamiento gracias al uso masivo de fibra de vidrio y otros termoplásticos reforzados con fibra de carbono.

El CSL hacía por aquel entonces un merecido homenaje al BMW 3.0 CSL que entre 1973 y 1979 se hizo en hasta seis ocasiones con el Campeonato de Europa de Turismos gracias a un motor de 3.2 litros biturbo de 750 cv. Luego llegaron los BMW M1, M5, M635 y finalmente el más icónico de todos, el BMW M3 en 1986.

A la vista del vídeo y las fotos, podemos ver como este más que posible futuro BMW M4 CSL cuenta con multitud de elementos aerodinámicos a lo largo y ancho de su carrocería, destacando el gran alerón posterior. Salidas de aire en los pasos de rueda delanteros o neumáticos Pilot Sport Cup 2 son otros elementos que destacan notablemente. De igual forma, el interior estará desprovisto de elementos no esenciales para ahorrar peso y contará, como en el caso del BMW M4 GTS, con una jaula antivuelco que aporte rigidez al mismo tiempo que seguridad extra en circuito.

De llevarse a cabo, seguramente podamos admirarlo en la primera mitad del año que viene.