En el Salón del Automóvil de Ginebra, este próximo mes de marzo, la marca coreana nos enseñará este nuevo KIA Cee’d. Una nueva generación de su modelo compacto que se pondrá a la altura de su hermano el Hyundai i30, con el cual comparte mucho, y que pondrá el Cee’d a la altura de sus hermanos de catálogo.

Tras haber lanzado un nuevo Rio, y por supuesto el KIA Stonic, la marca coreana tiene en el horizonte la renovación del KIA Cee’d. Algo que ocurrirá en el Salón del Automóvil de Ginebra. Y esta nueva generación trae importantes cambios: desde el apartado estético, con una completa renovación del modelo, hasta el apartado tecnológico con un equipamiento muy superior.

El KIA Cee’d 2018 se deja ver (casi) sin camuflaje antes de Ginebra

El KIA Cee’d 2018 será ligeramente más grande, pero sobre todo más amplio en su interior, con un espacio adicional que se aprovechará especialmente en el maletero y las plazas posteriores. Y este cambio de medidas será especialmente en la versión Sportswagon, la carrocería familiar que se espera se lance algunos meses más tarde.

En estas fotos espía, en las que el camuflaje del Cee’d 2018 es menor que nunca, ya podemos ver que a nivel estético cambiará de manera importante. La parrilla ‘tiger nose’ es reducida, y bajo ella hay una amplia toma de admisión de aire en el paragolpes, con unas líneas más dinámicas. A los laterales del mismo está la iluminación diurna. Y si volvemos a mirar arriba nos encontramos unos nuevos faros que, al menos así lo parece, no son tan ‘alargados’.

A otro nivel, sabemos también que la gama de motores contará con el motor 1.0 de tres cilindros gasolina con 100 ó 120 CV de potencia, y los diésel 1.6 CRDi con 110 ó 136 CV de potencia. Estas mecánicas disponibles con cambio manual o automático, de doble embrague y con siete velocidades en este caso. Es aquí donde menos diferencias van a existir, o al menos en su lanzamiento.