Es de sobra sabido que el circuito de Nürburgring es el favorito de las marcas de coches para probar sus próximos modelos, y especialmente las versiones de altas prestaciones como la que nos ocupa en esta ocasión: el Range Rover Velar SVR. El Velar ya tiene un formato ‘deportivo’, dentro de la gama de Land Rover, pero la división SVO está configurando el Velar SVR que, como es evidente, será la opción más vitaminada de su gama.

No es la primera vez que el Range Rover Velar SVR se pasa por el circuito de Nürburgring, y hace algún tiempo vimos también al F-Pace SVR haciendo exactamente lo mismo: una prueba para ponerse a punto antes de su presentación. Y evidentemente, antes de su lanzamiento comercial. En el caso de la versión más deportiva del Velar, ya sabemos que montará un V8 5.0 litros sobrealimentado con 575 CV de potencia máxima.

Range Rover Velar SVR: 575 CV gracias a su motor V8 5.0 sobrealimentado

Este motor V8 5.0 llegará con el Range Rover Velar SVR 2018 sobrealimentado por un compresor volumétrico, y es un bloque ya conocido. Pero en él va a ofrecernos 575 CV de potencia máxima y un par motor de 700 Nm. Gracias también a la caja de cambios automática ZFcon convertidor de par- con ocho velocidades para llevar todo su rendimiento a los dos ejes, con tracción a las cuatro ruedas.

Pero las diferencias mecánicas no serán los únicos cambios que traerá el Velar SVR, ni muchísimo menos. En la parte delantera va a modificarse el paragolpes, y se van a introducir nuevas tomas de admisión de aire y refrigeración. Y veremos en él nuevas salidas de escape circulares, entre otros cambios, además de los relativos al diseño interior.

No sabemos aún sus prestaciones exactas, pero ahora mismo la opción más deportiva que se ofrece del Velar monta un V6 3.0. Y con él, el Velar hace el 0 a 100 km/h en 5,7 segundos. Así que este Range Rover Velar SVR debería estar poco por encima de los 4 segundos en términos de aceleración, superando con creces a ese bloque de 380 CV de potencia máxima.