El Hyundai i30 N es uno de los hot hatch que hace honor a su nombre porque verdaderamente es picante. Un compacto potente y divertido que nos encandiló en la prueba que le hicimos no hace demasiado. Sabíamos ya hace tiempo que la marca coreana no reservaría únicamente el acabado N para el compacto sino que la versión Fastback también estaría vitaminada, y ahora se ha podido cazar uno de los prototipos del Hyundai i30 N Fastback rodando en Nürburgring.

En su momento ya os mostramos alguna foto espía de esta versión siendo probada. Aunque en aquel momento, el camuflaje era extenso y no podíamos apreciar la parte más importante del vehículo, es decir, cómo terminarían la parte trasera y que posibles aditamentos llevaría.

Ahora con el vídeo ya podemos verlo, eso sí, decorado todavía con el camuflaje que enmascara en cierta medida sus formas pero que nos permite hacernos una idea de su volúmenes y cómo de distinto lucirá al Hyundai i30 Fastback normal.

Hyundai 130 N Fastback: 250 cv o 275 cv a elegir

Como ocurre en la versión de cinco puerta, el Hyundai i30 N Fastback se fabricará en dos versiones diferentes que variará la potencia máxima del propulsor así como el equipamiento de origen. El modelo más básico contará con 250 cv mientras que el superior llegará hasta los 275 cv, ambos en tracción delantera y con transmisión manual de 6 velocidades.

Nos imaginamos que contará con las mismas diferencias entre uno y otro que en la versión actualmente a la venta. Es decir, frenos más potentes, llantas de 19 pulgadas de serie, un sistema de escape con una válvula variable que regula la cantidad de ruido. o diferencial delantero de deslizamiento limitado.

Otros elementos como los cinco modos de conducción, la suspensión de dureza variable o el sistema que da un golpe de gas en revoluciones Rev Matching  de forma automática, serán elementos de serie en ambas versiones.

Si tenemos en cuenta que hay 1.500 euros de diferencia entre el i30 5 puertas y el Fastback, calculamos que la versión del Hyundai i30 N Fastback será entorno a 2.000 euros más cara, situándose respectivamente en 32.900 y 37.000 euros las versiones de 250 cv y 275 cv.