Los que ya peinamos canas seguro que nos hemos encontrado alguna vez en la situación tras la que de fiesta con los amigos, nos hemos encontrado a la hora de arrancar el coche que este no tenía batería tras haber consumido la radio del coche buena parte de la energía. Pero en un coche eléctrico, las posibilidades de que ocurra son menores y por ello Elon Musk anunciaba ayer que sus modelos Tesla contarán con un Modo Fiesta y Campista (Tesla Party & Camper Mode) que les permitirá contar con ventajas adicionales respecto a sus rivales de gasolina.

El Modo Campista (o Camper) no es algo nuevo en los Tesla. Ya desde hace algún tiempo es posible configurar el Tesla Model S para pasar una noche dentro ya que en el interior y con los asientos traseros abatidos, es posible introducir un colchón y pasar la noche.

En el siguiente vídeo realizado por Bjørn Nyland se muestra cómo se puede activar este Modo Campista y cuáles son sus peculiaridades a la hora de pasar la noche en el coche.

Pero ahora Tesla quiere ir un paso más allá y que no sea necesario trampear el coche . Ya el año pasado incluyó la posibilidad de que el climatizador funcionase largos periodos de tiempo cuando el vehículo estaba estacionado (antes se desconectaba a los 30 minutos).

Ahora añadirán además del Modo Campista mejorado, un modo Fiesta que, aunque no ha entrado en detalles, seguro que da bastante juego cuando queremos pasarlo bien con los amigos.

Modo «fiesta y campista» de Tesla: horas de diversión asegurada

Cuando un vehículo eléctrico dispone de un paquete de baterías con bastante capacidad, como es el caso de los Tesla, se puede sacar mucho juego a la situación. Por ejemplo si acampamos en medio de la nada y no disponemos de una autocaravana u otro vehículo preparado específicamente para ello.

Las posibilidades son muchas. Podemos imaginar, por ejemplo, una tienda de campaña ubicada en la parte trasera y conectada directamente al maletero. De esta forma podríamos contar con tomas de electricidad directas desde el coche además de iluminación e incluso climatización en el caso de que haga demasiado frío o demasiado calor. De igual forma, el equipo de sonido también nos haría la estancia más agradable, y todo sin la necesidad de transportar más aparatos o dispositivos.

Esto va un paso más allá de la posibilidad que ya ofrecen muchos vehículos eléctricos e híbridos enchufables de que, en caso de un apagón, sean los coches los que inyecten electricidad a las casas para que estas puedan seguir operando normalmente algunas horas. El espectro de posibilidades se sigue ampliando enormemente.