Con todo el revuelo que levanta Tesla, nadie se para a pensar en que Nissan ha fabricado el vehículo eléctrico más vendido de todos los tiempos. El Nissan Leaf, pese a sus carencias, es el coche eléctrico más vendido de todos los tiempos, también uno de los pioneros, pero las 350.000 unidades vendidas significan que la marca nipona ha hecho las cosas bien.

Nueva generación agridulce

Nissan presentó el año pasado la nueva generación del Nissan Leaf. El primer Nissan Leaf sólo recibió una actualización durante su vida útil que aumentaba su batería de 24 kWh a 30 kWh.

La nueva generación del Leaf mejoró notablemente el diseño bastante controvertido de su antecesor. Un vehículo totalmente nuevo, diseñado para el futuro y con funciones de conducción autónoma bastante avanzadas.

El problema vino cuando Nissan nos contó la capacidad de su nueva batería. Los 40 kWh de esta nueva generación del Nissan Leaf se nos hacían escasos, pero antes de que saltaran las alarmas, Nissan anunció que la batería sería actualizada en 2019 con hasta un 50% más de capacidad, unos 60 kWh.

¿Temor por la llegada del Tesla Model 3?

La marca nipona ha comentado a la prensa que no temen a sus rivales eléctricos. Bien es cierto que la compañía tiene suficientes galones como para confiar en sus posibilidades, pero ¿de verdad su Nissan Leaf puede competir con el Tesla Model 3?

La respuesta es rotundamente no si hablamos de la versión del 2018. Aunque la versión del 2019 si que podría llegar a competir de tú a tú con el Tesla Model 3.

Aún no sabemos los precios de ninguno de los dos vehículos. Se espera que, pese a la actualización, el Nissan Leaf con batería de 60 kWh sea más económico que el Tesla Model 3 single range. El Model 3 es una berlina de unas dimensiones algo mayores a las del compacto nipón.

El Tesla Model 3 parece un vehículo mejor en la mayoría de apartados, sobretodo toma ventaja por el uso de los Superchargers. La principal baza de Nissan puede ser una producción mucho más fructífera, unida a los retrasos en las entregas del Model 3, que harían que muchas de las reservas que tiene la berlina americana fueran a parar a la marca japonesa.

Rivales del mismo continente

Por último, tenemos que tener en cuenta que Tesla es una marca premium y Nissan no. La marca japonesa tendrá que competir con vehículos como el Hyundai Kona con una batería de la misma capacidad y, seguramente, de un segmento con calidad y precio similares.

El éxito del Model 3 puede significar también un éxito del Nissan Leaf, los segmentos y precios son distintos y que la marca japonesa no tema al nuevo modelo de Tesla parece algo lógico.